Carlos Sainz y Max Verstappen, durante la rueda de prensa del jueves en Austria
Carlos Sainz y Max Verstappen, durante la rueda de prensa del jueves en Austria - Red Bull Content Pool

Fórmula 1 | GP de AustriaLos jefes de Red Bull vapulean a Sainz por su anhelo de mejorar

Horner, Marko y Tost califican de «hipócrita» al madrileño y le acusan de morder la mano que le da de comer por querer salir de Toro Rosso

Actualizado:

Los jefes de la escudería Red Bull han salido en tromba para criticar las declaraciones de Carlos Sainz en las que el piloto madrileño declaraba que su intención en 2018 era correr en el equipo austriaco o, si no, dar un paso en otra dirección porque veía «improbable» pasar una cuarta temporada en Toro Rosso.

Ese ansia por mejorar le costó a Sainz una reprimenda pública de los mandamases de Red Bull, empezando por Christian Horner, team manager del equipo de las bebidas energéticas, que le calificó de «hipócrita» y anunció que ya habían hecho efectiva la renovación de Sainz con Toro Rosso: «Hemos ejercido la opción sobre Carlos Sainz y estará el próximo año en Toro Rosso». Horner hizo hincapié en lo mucho que ha invertido Red Bull en la carrera de Sainz, y echó por tierra la posibilidad de que el piloto español fiche por Renault la próxima campaña: «No sé a dónde cree que va a ir. Los contratos son claros. Hay que recordar que sólo tuvo la oportunidad en la Fórmula 1 porque Red Bull apostó por él cuando era joven».

Más duro fue Helmut Marko, responsable del programa de jóvenes pilotos de Red Bull, que acusó a Sainz de «morder la mano que le da de comer» y le conminó a que siga mejorando, se centre y evite los errores que, según él, ha cometido esta temporada.

«Creo que es normal, humano y de un piloto competitivo querer más y dar un paso en su carrera»
Carlos Sainz

Para cerrar el círculo de reproches, Franz Tost, jefe de Toro Rosso, le recordó a Sainz que él no tiene ninguna capacidad de decisión sobre su futuro, sino de Red Bull: «Me genera algo de confusión esta discusión en este momento del año. Red Bull ha pagado y financiado toda la carrera de Carlos Sainz».

Ante la ola de críticas, Sainz tuvo que salir a matizar sus palabras. El madrileño recordó que Red Bull sigue siendo su primera opción para el año que viene, agradeció a la marca su apoyo durante toda su carrera, pero no se bajó de sus aspiraciones de contar con un coche competititivo el próximo año: «Les debo todo, estoy muy contento con ellos, son unos profesionales increíbles, tengo amigos ya aquí dentro. Pero creo que es normal, humano y de un piloto competitivo querer más. Es lo que Red Bull también quiere en su cantera de pilotos, un piloto competitivo que quiere dar un paso a su carrera y no hay nada más que añadir a eso».

Sainz prefirió no entrar a valorar las opiniones de sus jefes, y se limitó a recordar que ningún piloto ha disputado un cuarto año en Toro Rosso desde que el equipo inició su andadura en la F1: «Que vaya a ocurrir o no, aún no lo sé; aunque, por el momento parece que es probable que ocurra, ¿no? Pero no dije nada raro ni nada que fuese extraño».