Fórmula 1

La dirección de Montmeló: «Aún no estamos en modo pánico»

El circuito catalán defiende el futuro del Gran Premio de España en su presentación en Madrid

Actualizado:

Fiel a la tradición que lo acompaña desde 1991, se presentó el Gran Premio de España en Madrid. Las fuerzas vivas del circuito de Montmeló se desplazaron a la capital para exponer, en un coqueto recinto del barrio Salamanca, las novedades anuales. Más que nunca, el primer aliciente de esta primavera es conocer si la carrera se seguirá disputando en el trazado de Barcelona o España se quedará sin Fórmula 1 a partir de 2020, toda vez que Valencia desapareció del calendario en 2013. «Aún no hemos entrado en escena de pánico», admitió Vicenç Aguilera, presidente de Montmeló.

Hace meses que las negociaciones de la dirección del circuito con Liberty, la multinacional dueña de la F1, no avanzan. El cruce de intereses no encaja de momento. Frente a la inversión (más de 24 millones por cada carrera) que requiere Chase Carey, el mandamás de la F1, Montmeló espera un retorno potente y posibilidad de acciones que promocionen el circuito a nivel internacional y local durante todo el año. También la alternativa de incorporar patrocinadores a la F1 que puedan acoplarse al modelo de negocio de Liberty.

Fuentes conocedoras de la negociación informaron a ABC que el año pasado se frustró un posible patrocinio de El Corte Inglés para los grandes premios de España y China porque no se ajustaba a los patrones de los propietarios de la F1.

«Continuamos hablando para garantizar que la Fórmula 1 siga en casa durante más años –indicó Aguilera–. Estamos en ello. Trabajamos duro para alcanzar un acuerdo y esperemos conseguirlo en los próximos dos meses. Confío en que no nos vayamos de la F1».

La ONCE, en Montmeló

Para el Gran Premio del próximo domingo, la dirección de Montmeló realizó un convenio con la ONCE para un sorteo conmemorativo. Los organizadores españoles solicitaron a Liberty colocar la imagen de Carlos Sainz en los cupones, a lo que no accedió el dueño de la F1. Impuso el logotipo de la competición y desechó la imagen del piloto español. En ese tipo de desencuentros también se ha estancando el posible pacto. Aunque el principal problema sigue siendo la falta de presupuesto y voluntad política para afrontar la renovación del compromiso con Montmeló.

Por primera desde tiempo inmemorial, se va a celebrar el Gran Premio de España sin que se sepa si al año siguiente se repetirá la carrera. «Lo tienen duro», decían muchos asistentes al acto de presentación ayer en Madrid. Por si acaso, el circuito de Jerez ya ha levantado la voz para advertir a Liberty que existe una alternativa en España.

Ajeno a este enredo, Carlos Sainz expresó sus esperanzas de firmar un buen desempeño en el Gran Premio de España. El McLaren está en onda positiva. «Me apetece mucho correr en casa, creo que es el circuito donde más puntos he sumado. En McLaren queremos seguir avanzando».