Fórmula 1 | GP de EspañaBottas, un enemigo para Hamilton

El finlandés vuelve a lograr la pole y desplaza al campeón del mundo en Montmeló. Carlos Sainz, decimosegundo

MONTMELÓActualizado:

Luce el Gran Premio de España un aspecto algo desangelado, sin mucho público en las gradas, sin Fernando Alonso para animar el cotarro y sin gran emoción en la pelea por las victorias. Parece que los título de pilotos y constructores ponen de nuevo rumbo a Mercedes, el intratable patrón de este deporte. Cinco mundiales en línea y el sexto en camino.

Pero puede no ser con Lewis Hamilton, cinco veces campeón del mundo, porque al inglés estrella del rock le ha salido competencia en su propio domicilio. El nuevo Valtteri Bottas, más grueso, delineado con una barba que afila sus rasgos, es ahora un tiburón que no se deja amedrentar. En Barcelona hizo la pole, la tercera del año después de China y Azerbaiyán. Más que Hamilton, que solo ha logrado una este curso (Australia).

«Sí, estoy realmente feliz de cómo ha ido el día», se congratuló Bottas, antes escudero y hoy punta de lanza de Mercedes. Conseguir cinco décimas menos que Hamilton en un circuito con Montmeló supone un aviso a navegantes. Va muy rápido el finlandés, el mejor crono en todas las series del fin de semana.

Ferrari, cuyo estado natural es la histeria si los triunfos no aparecen, está muy lejos otra vez de Mercedes. Vettel, ocho décimas por detrás Bottas, y Leclerc, con problemas aerodinámicos, un segundo peor. Salvo estropicio en la salida de este domingo, la carrera parece decidida entre Bottas o Hamilton.

Carlos Sainz no consiguió levantar los ánimos en el Gran Premio de España. Se fajó con sus iguales en la zona media y no obtuvo el rendimiento deseado. Había muy poca distancia entre los Haas, el Renault de Ricciardo, los Toro Rosso y el Alfa Romeo de Raikkonen, y el resultado fue tibio. El decimotercer mejor tiempo.

«Nos faltaba un poquito respecto a los rivales, con el sol me he sentido cada vez menos cómodo y no podido ser -explicó Sainz-. En ritmo de carrera estamos mejor que en clasificación, así que veremos mañana. No fue el mejor de los días».

No obstante, como consecuencia de una sanción de tres puntos a Ricciardo, el piloto español finalmente recupera un puesto y saldrá duodécimo.