María de Villota, en sus frases
María de Villota - reuters

María de Villota, en sus frases

Las palabras de la fallecida expiloto de F1 sobre sí misma, su vida, sus consejos

Actualizado:

«De puño y corazón» María de Villota escribió «La vida es un regalo» (Plataforma editorial) para contar el vuelco que dio su vida tras el accidente sufrido en el verano de 2012 y cómo siguió pilotando su vida con coraje y sensibilidad. Éstas son algunas de las reflexiones que ha dejado como herencia:

La vida y la muerte

«Tener un accidente en el que pende tu vida puede ser algo terrible, pero, si logras salvarte para poder vivir dignamente, puede ser un regalo tan grande como devolverte a la niñez, quitarte años de encima y la armadura, redirigir la vista hacia el alma y volver a sentir como si acabaras de nacer. Y es así, porque acabas de nacer»

«Hasta cuando te estás muriendo puedes decidir si sigues luchando o abandonas el barco (...) morir hasta cierto punto también es decidir»

«Si hubiese vuelto a nacer nada hubiera cambiado (...).Mi historia había sido mi pasión y mis marcas eran mis galones: era duro, eran feas, pero eran mías; y yo me he sentido orgullosa de haber luchado a contracorriente en mi vida por ese sueño, por esta historia»

Así se veía a sí misma

«Frente al espejo, sin parche me cuesta mucho verme»

«Para mí no es sano lamerse constantemente las heridas, prefiero curarlas dejando que les dé el aire»

«Estoy convencida de que la pérdida de mi ojo ha sido por alguna razón. Pienso que ha sido porque me esperaba otra cosa en la vida además de los coches. Algo más importante»

«Siento que tengo la cabeza de un adulto con la sensibilidad de un niño»

«Ahora no me gusta ver la violencia en las películas, me impacta más que antes»

«Valoro mucho más una mirada que un diamante»

«Rezo cada noche por los que han sufrido como yo y no se sienten fuertes, y siento que la vida es un ratito, un regalo, que hay que tomársela muy en serio porque ni siquiera nuestra vida es nuestra. Somo tan pequeños...»

«Estoy en la piel de todos los enfermos que comparten conmigo su sufrimiento, y además les siento y les respeto tanto que de ellos ya he hecho mi nuevo equipo: la Escudería de Enfermos Valientes»

«He tenido la suerte de vivir otra vez, de tener una segunda oportunidad. Y sé que mi sonrisa es lo mejor de mí que ellos se pueden llevar»

Para los demás

«Si un accidente no ha parado en seco tu vida, vive soñando, pasea observando y ama apostando»

«Si nosotros podemos ganar la carrera a la vida y seguir en la pista, vosotros también podéis»

«Espero que mi gasolina os sirva de combustible también a vosotros»

«Nuestra vida no es nuestra. Es un trozo de tiempo infinito si lo compartes con quien amas, con quien te necesita. Y el mismo trozo de tiempo mezquino si no aprecias esto y cuanto te rodea»

«Sonríe, porque hoy estás aquí y te queda mucho por vivir en este día. Y decide. Decide si quieres solo llegar o pasear este increíble camino».