BALONCESTO — Semifinal del Mundial femenino

España apunta al bronce

La lesión de Valdemoro hunde a la selección, que se jugará el tercer puesto ante Bielorrusia

JORGE ABIZANDA
Actualizado:

Conseguido el objetivo de entrar en la lucha por las medallas, España tenía mucho que ganar y nada que perder en la semifinal ante EE.UU.. Las norteamericanas han demostrado en la República Checa que su baloncesto se encuentra un escalón (o dos) por encima de sus rivales y, sobre el papel, a las españolas ayer sólo les quedaba disfrutar del duelo. Sin embargo, el gen ganador domina en el ADN del grupo entrenado por José Ignacio Hernández y la selección nacional saltó a la pista dispuesta a dar la campanada. El sueño duró un cuarto.

Ni la superioridad del rival ni la ausencia por lesión de Sancho Lyttle, a que se reservó para la lucha por la medalla de bronce, desanimaron a España, que mantuvo el tipo en el marcador hasta que se produjo la peor noticia de la noche: la lesión de Amaya Valdemoro. Una inoportuna torcedura de tobillo obligó a sentar a la mejor jugadora de la selección sobre la pista y las escasas esperanzas de sorprender a las norteamericanas se esfumaron. En ese momento, a falta de siete minutos para el final del segundo cuarto, la desventaja era de 15 puntos (24-39), pero la diferencia no cesó de aumentar con el paso de los minutos. El pundonor de la alero madrileña no conoce límites y antes del descanso regresó a la pista con claros síntomas de dolor.

En previsión de un mal mayor, el seleccionador optó por sentarla definitivamente para no desperdiciar ninguna bala ante la verdadera «final» de España en este Mundial: la batalla por la medalla de bronce. Bielorrusia, que cayó ante las anfitrionas (81-77) será el último obstáculo de la selección (17:30 horas, Marca TV) en su carrera por lograr, por primera vez en su historia, un metal en un campeonato del mundo. Sancho Lyttle y Amaya Valdemoro harán el último esfuerzo y sus problemas físicos no les impedirán ayudar a sus compañeras.