Wade deja tocado a los Hawks

EFE
Actualizado:

Lo que comenzó como sorpresa ahora ya se ha convertido en superioridad manifiesta para los Mavericks de Dallas y los Heat de Miami que dominan sus respectivas eliminatorias de la fase final ante los Spurs de San Antonio y Hawks de Atlanta, mientras que los Hornets de Nueva Orleans, con otra figura individual, el base Chris Paul, sobrevivió ante los Nuggets de Denver para conseguir su primer triunfo de la serie.

Donde no pudo imperar la mejor labor individual de la jornada de la NBA, la del base francés Tony Parker, que anotó 43 puntos, fue en el American Airlines Arena de Dallas, que vio como el equipo localde los Mavericks ganaba por 99-90 a los Spurs y se ponían con la ventaja sorpresa de 3-1 en la eliminatoria al mejor de siete.

Después de una primera parte memorable por parte de Parker que anotó 31 puntos (12 de 17 tiros de campo), empató la mejor marca de equipo que ostentaba el legendario George Gervin para una mitad de partido en la fase final, y dejó a los Spurs con la ventaja parcial de 51-55, en el tercer periodo, San Antonio se vino abajo. La marca la había establecido Gervin el 18 de abril de 1978 en un partido contra los Bullets de Washington.

El ataque de los Mavericks resurgió con el alero Josh Howard y el base Jason Kidd para conseguir un parcial de 29-16 para abrir el camino del triunfo. Howard con 28 puntos y cuatro rebotes encabezó una lista de cinco jugadores que tuvieron dobles dígitos, entre ellos Kidd que aportó 17 tantos, capturó siete balones bajo los aros y repartió siete asistencias.

Mientras que el alero alemán Dirk Nowitzki hizo una gran labor de equipo y defensiva sobre Tim Duncan al conseguir un doble-doble de 12 puntos con 13 rebotes. Los 43 puntos (18-29, 2-5 y 8-8) de Parker, que también aportó cinco rebotes, recuperó cuatro balones y dio tres asistencias, no fueron suficientes para impedir la derrota que coloca a los Spurs al borde del abismo de la eliminación.

Tampoco el esfuerzo de Duncan que logró doble-doble de 25 tantos con 10 rebotes, siete asistencias y dos recuperaciones de balón ayudaron a la causa de los Spurs, que volvieron a dejar clara evidencia que sin el escolta argentino Manu Ginóbili, en la fase final, son un equipo perdedor, de momento.

Wade, imperial ante los Hawks El escolta Dwyane Wade aportó 29 puntos para dar a los Heat un triunfo sin complicaciones por 107-78 sobre los Hawks en el tercer partido de la eliminatoria de la Conferencia Este que ahora ganan por 2-1.

Wade también aportó ocho asistencias, siete rebotes y cuatro tapones para ayudar a los Heat a que tengan marca de 19-1 en la fase final en aquellos partidos que anotó 29 o más puntos. El pívot Jermaine O'Neal colaboró con 22 puntos y 10 rebotes para los Heat, su mejor actuación individual desde que llegó a los Heat, que consiguieron su segunda victoria consecutiva en la fase final después de haber perdido cinco seguidos.

Mientras que el base novato Mario Chalmers aportó 15 tantos para los Heat, que se fue perfecto en sus tiros desde la línea de personal al encestar 19 de 19, siendo O'Neal el líder en ese apartado al encestar 8 de 8.

Los Hawks, que fallaron 17 de sus primeros 19 tiros a canasta, perdieron teniendo como sus líderes anotadores al base Mike Bibby, al pívot dominicano Al Horford y al alero Josh Smith con 13 puntos cada uno. Denver se relaja

Quien también recuperó protagonismo individual fue Paul para aportar un doble-doble de 32 puntos y 12 asistencias que ayudó a los Hornets a conseguir la victoria por 95-93 ante los Nuggets, la primera en los tres partidos disputados en la serie al mejor de siete.

Esta vez el duelo entre Paul, que anotó 11 de 20 tiros de campo, incluidos dos triples en seis intentos y 8-9 desde la línea de personal, con el base Chauncey Billups, de los Nuggets, cayó del lado de la estrella de los Hornets y ahí estuvo la clave de la victoria que le dio vida a su equipo.

El alero David West aportó 19 puntos con nueve rebotes para ser otro de los jugadores que ayudaron al triunfo, lo mismo que el escolta Rashual Butler que logró 17 tantos para compensar el pobre partido que hizo el serbio Peja Stojakovic, al anotar cuatro tantos (1-9 tiros de campo).

El alero Carmelo Anthony, que tuvo las dos últimas oportunidades para darle el triunfo a los Nuggets, primero cuando falló un tiro desde dentro de la pintura y luego con el triple de la bocina final, aportó 25 puntos, ocho rebotes y cinco asistencias para liderar el ataque del equipo de Denver.