Baloncesto

Tacko Fall, el gigante senegalés que asombra a la NBA

El joven senegalés, que mide 2,31 metros, está disputando con los Celtics la Liga de Verano y quiere hacerse un sitio en la plantilla

Actualizado:

Sus 231 centímetros de altura no le sirvieron a Tacko Fall para hacerse un hueco en el pasado draft de la NBA. Aun así, los Celtics le han hecho un hueco en su equipo de la Liga de Verano y el senegalés no está desaprovechando la oportunidad.

En los cinco partidos que ha disputado de verde, con apenas doce minutos sobre la cancha de media, Fall ha sumado 7,2 puntos y 4 rebotes por encuentro. Estadísticas que no llaman la atención por si solas, pero que se entienden mejor viéndole sobre la cancha.

Su intimidación es total en los jugadores rivales, incapaces de

sortear la inmensa figura de Tacko Fall, que si finalmente se hace con un sitio en los Celtics podría acompañar Manute Bol y Muresan como el más alto en jugar en la liga americana.

Fall, al que no le hace falta saltar para machacar el aro, tiene un cuerpo atlético, muy distinto al que caracterizaba al jugador sudanés, cuyo hijo también anda estos días buscando un hueco en la NBA.

Bol Bol, que así se llama, bajó mucho en el draft por culpa de una lesión, aunque sí que fue elegido (44) por los Heat, que le traspasaron a Denver. Allí tratará de demostrar todo el potencial que exhibió en la NCAA, donde promediaba 20 puntos por partido, incluido un gran tiro exterior a pesar de sus 2,18 metros de altura.