Serbia y Montenegro no le falla a nadie y derrota a Letonia

D. P.
Actualizado:

Obradovic y sus hombres tenían demasiadas responsabilidades y demasiada gente pendiente de su actuación frente a Letonia, pero no le fallaron a nadie. Ni a sí mismos, porque perder significa abandonar el Europeo, ni al público, con el que se ha reconciliado partido a partido, ni a España, porque de no ganar dejaba a Pesquera y los suyos en la segunda plaza.

Cumplieron con todos excepto con los letones, a los que desde los primeros compases les dejaron muy claro que no tendrían nada que hacer. Serbia se adueñó enseguida del marcador (8-12, m. 5) y se despegó con un dominio incontestable del rebote.

El cuarto inicial lo cerró con 12 puntos de ventaja (19-31) y la renta no dejó de crecer para irse al descanso con todo decidido (31-47), porque los serbios iban lanzados -no han parado de mejorar y crecer como equipo desde el tropiezo ante España- y porque resultaba patente que Letonia había gastado todas sus balas en el segundo partido, el de la prórroga frente a los españoles.