77-85: La selección española juega mal y cae ante Israel

Agencias/Novi Sad
Actualizado:

La selección española de baloncesto sufrió su primera derrota en el Campeonato de Europa que se está disputando en Serbia y Montenegro ante el combinado de Israel (77-85), en un partido malo para los españoles que se encontraron con un equipo asentado y muy acertado de cara al aro sumando una derrota que los mantiene primeros de grupo a expensas del resultado de la anfitriona Serbia.

Los hombres de Mario Pesquera no pudieron conseguir la victoria ante Israel en un partido complicado donde no supieron llevar el ritmo del choque, un encuentro con desacierto español en los lanzamientos exteriores y con poca agresividad defensiva, lo que provocó la reacción israelí que supo aprovechar perfectamente el cansancio y la ineficacia ofensiva española.

Con esta derrota, el combinado nacional deberá esperar al resultado del partido entre Serbia y Letonia para conocer su posición en el grupo, siendo primera si la anfitriona gana, lo que le daría su pase directo a los cuartos de final el viernes 23 (21 horas), o segunda si ésta pierde, lo que le obligaría a jugar los octavos de final.

Con la no consecución de la victoria ante Israel, los pupilos de Pesquera se complican su pase directo a cuartos en el Europeo, después de un buen comienzo con una contundente victoria ante Serbia y un ajustado triunfo ante Letonia que le colocaba como firme candidato al podio. Con este resultado los españoles dejan ver sus carencias y ponen su futuro en el campeonato, en manos del equipo al que humilló en la inauguración del Europeo.

En esta ocasión, la defensa no funcionó y no se estuvo acertado en ataque, en un mal partido de Navarro (9 puntos), máximo anotador del Europeo, y sólo Jorge Garbajosa (21) y Felipe Reyes (20) dieron la cara porque el banquillo poco aportó. El partido comenzó aburrido y precipitado. Sin canastas para ningún equipo durante los primeros tres minutos, el encuentro se convirtió en un ir y venir, con errores y desaciertos en los lanzamientos españoles, lo que provocó que éstos se pusieran por debajo en el marcador, ante un equipo israelí bien asentado en el campo.

El segundo periodo fue más de lo mismo. Los cambios en el combinado español no producían una mejoría en el juego, que tenían en los contrataques su mejor opción ofensiva, mientras que Israel, con un baloncesto sencillo y sin precipitaciones, conseguía anotar en sus ataques y ponerse con cuatro puntos por delante en el marcador antes del descanso (29-33).

Gran comienzo de Israel

Con la reanudación del encuentro, los pupilos de Pesquera salieron más acertados que en la primera mitad. Con ajustes en la defensa y una mayor fluidez en su juego de ataque, convertían en canasta sus posesiones, pero los de Sherf no cedían, rectificando sus errores en defensa con acierto (9/9) en sus lanzamientos intentados desde el comienzo del tercer cuarto, cogiendo una renta de 10 puntos en una mala racha anotadora de los hispanos.

El último cuarto comenzó con una diferencia de cinco puntos para los israelíes (60-65), renta que se amplió hasta los trece puntos con cinco minutos para el final. Los de Pesquera, con un tiempo muerto solicitado por el seleccionador, reaccionaron y se pusieron a siete, poniendo los nervios en su rival, pero el buen hacer de los celestes no permitió a los españoles remontar en el marcador. Al final, derrota inesperada para la selección española que pone en manos de la anfitriona su pasaporte para cuartos.