España-Eslovenia

Scariolo: «Estos días los guardo como si fueran una medalla»

El seleccionador, feliz por las dos victorias ante Montenegro y Eslovenia, afirma que ha sido una semana especial

Actualizado:

Sergio Scariolo era un hombre feliz ayer en la sala de prensa del Coliseum de Burgos. Acababa para él una semana complicada y lo hacía de la mejor manera. No solo por los dos triunfos conseguidos en este inicio de la clasificación para el Mundial, sino porque ha enganchado para el futuro de la selección a un grupo de jugadores con los que pocos contaban. «No tengo palabras para expresar lo que siento. No me olvidaré nunca de esta semana. De estos jugadores, de los entrenamientos y de los partidos que hemos jugado. Alguno ha hablado de que este era un ‘equipo C’ y, sinceramente, la única ‘C’ que puedo ponerle a este equipo es la de corazón, de compromiso y de calidad. Como aficionado al baloncesto creo que hemos honrado a este deporte a un alto nivel», señalaba el seleccionador, feliz por lo acontecido estos días alrededor del equipo

Hace solo una semana estaban juntándose en Madrid para comenzar una concentración complicada que se ha saldado de la mejor manera. «Hay que valorar mucho la misión que se ha cumplido y que se ha hecho con nota altísima. Toca disfrutar de otra gran página de la historia de la selección. No entrará quizá en los albumes de oro tradicionales, pero en mi álbum de oro está muy arriba. Quiero disfrutar con mis jugadores. Siento un poco de tristeza porque lo he pasado muy bien esta semana. Me voy muy contento, como si hubiera ganado una medalla en una competición», apuntó el seleccionador.

A partir de ahora se abren unos meses de reflexión. FIBA y Euroliga retomarán las conversaciones para tratar de poner fin a un conflicto que ha impedido a las selecciones contar con sus mejores jugadores en esta primera ventana. De hecho, se habla ya incluso de que la segunda, prevista para febrero, podría aplazarse al verano con la intención de ganar tiempo para buscar una solución. «No sé con qué jugadores podré contar a partir de ahora. No es algo que esté en mi mano. Pero estos que han estado aquí esta semana han ido más allá de lo que cualquiera podría preveer como conjunto. Se han superado, aunque en cierto sentido me esperaba algo positivo. Las sensaciones eran muy buenas», concluyó.

A su lado, sonreía Fran Vázquez, el capitán y líder de este equipo. «Sabíamos que el camino que teníamos que seguir era complicado. Era difícil y teníamos mucha presión externa, pero el primer día hemos dicho que todo lo que se hablara en los medios quedaba fuera. Teníamos que jugar bien y dejar todo al margen. Hemos disfrutado cada día sin pensar en el mañana», señaló el gallego, que tras muchos años ha vuelto a lo grande a la selección. De lo que pase en febrero, a nadie le importaba ayer. Tocaba disfrutar con un triunfo merecido que, además de acercar una plaza para el Mundial, abre las opciones de Scariolo para las próximas citas. Hay futuro.