Rudy Fernández acaba con los Nets a base de triples

EMILIO V. ESCUDERO
Actualizado:

En una noche gris para los españoles, Rudy Fernández fue el único que brilló con luz propia gracias a su acierto desde la línea de tres puntos, lo que permitió a los Blazers sacar adelante un partido (93-83) que se les había complicado más de la cuenta. Y es que los Nets, que todavía no conocen la victoria esta temporada, fueron un hueso duro de roer, como refleja el empate a 54 del tercer período. Fue entonces cuando Rudy Fernández sacó a relucir su fusil para romper definitivamente el partido. Dos triples consecutivos del español, que acabó con una serie casi perfecta (4 de 5) desde la línea de 7,24, unido a la fortaleza del dúo Oden-Aldridge bajo los aros, sacaron de un apuro a los hombres de McMillan, que ya se veían sufriendo hasta el último minuto frente al peor equipo de la liga.

Brook López (32 puntos y 14 rebotes) fue el único que se salvó en el conjunto de New Jersey, que ya acumula quince derrotas en otros tantos partidos. El viernes, en Sacramento, tendrán una nueva oportunidad para tratar de sumar la primera victoria de la temporada.

Westpahl le da más de media hora a Sergio Rodríguez

La lesión de última hora de Beno Udrih abrió las puertas del equipo a Sergio Rodríguez. El canario, que ya venía reclamando más minutos con sus últimas actuaciones, estuvo más de media hora sobre la cancha del ARCO Arena, donde los Kings se impusieron a los Knicks por 111 a 97. A pesar de sus números (15 puntos y 4 asistencias), lo cierto es que Rodríguez no estuvo muy fino de cara al aro (4 de 13 en tiros de campo), algo que podría pasarle factura cuando comience a vaciarse la enfermería. Greene, con 6 triples y 24 puntos, lideró a unos Kings que ya acumulan un balance en casa de 5 victorias y sólo 2 derrotas.

Naufragio de los Raptors

Los Raptors volvieron a exhibir su peor cara en el Time Warner Cable Arena de Charlotte. Allí, los hombres de Jay Triano sufrieron la derrota más abultada de la temporada (116-81), en un partido en el que ninguna de las estrellas de la franquicia canadiense estuvo a la altura.

La buena defensa de los Bobcats -seña de identidad de su técnico, Larry Brown- ahogó el juego alegre al que están acostumbrados los canadienses. Así, de los 74 puntos con los que habían llegado la noche anterior al descanso, se pasó a los 46 de ayer. Un poco más de la mitad, lo que da una idea del calvario que sufrieron Calderón y Cía. para anotar cada punto. El base extremeño no se escapó del desastre general (6 puntos y 8 asistencias) y acabó el choque con seis pérdidas de balón. Stephen Jackson (23 puntos) y, sobre todo, Gerald Wallace (31 puntos y 13 rebotes) fueron los mejores en lo locales.

Marc baja el pistón

Está claro que no era el partido idóneo para brillar (nadie ha conseguido todavía ganar en el US Airways Center de Phoenix), pero aún así, a Marc Gasol se le notó más flojo de lo habitual. Acostumbrados a las dobles figuras, los 13 puntos y 7 rebotes que el español logró anoche ante los Suns saben a poco, y más aún, si vienen acompañados de una derrota contundente (126-111). Los Grizzlies aguantaron el tipo casi hasta el descanso. De hecho, llegaron a liderar el partido con claridad durante el primer tramo del partido (16-23, min.10). Un espejismo, porque en cuanto Nash se puso al mando de las operaciones, la diferencia comenzó a menguar. Un parcial de 11-1 puso la ventaja de los Suns por encima de los diez puntos (60-49, al descanso). La segunda parte sólo sirvió para engordar la estadística de Stoudamire (28 puntos y 3 tapones) y para el lucimiento personal de Nash, que acabó con 11 puntos... y ¡16 asistencias!.