NBA

Ricky Rubio confirma su adiós a los Jazz

Tras conseguir el fichaje de Mike Conley, el base español no renovará su contrato con Utah y es libre para decidir su futuro

Emilio V. Escudero
Actualizado:

«Thank you Utah (Gracias, Utah)». Las tres palabras (en inglés) que ha utilizado Ricky Rubio en su último mensaje de las redes sociales encierran un gran significado. Porque además del adiós a la franquicia, expresan una gratitud eterna al equipo que le recuperó para el alto nivel. Un conjunto donde el español explotó la temporada pasada jugando su mejor baloncesto.

El fichaje de Mike Conley hace incompatible su continuidad en los Jazz y por eso Ricky mira ya hacia otros horizontes. El final de su contrato hace más sencilla la elección, pues su destino solo dependerá de él.

Ofertas no le faltan, pero tendrá que esperar al menos al 1 de julio para poder decidirse por una de ellas. El español tiene un gran cartel en la NBA, sobre todo después de que en los dos últimos años haya demostrado una gran mejoría en el lanzamiento.

A sus 28 años, Ricky está atravesando por la madurez de su carrera. Tras muchos años en Minnesota y dos más en los Jazz, el catalán quiere dar el salto a un equipo que de verdad le permita soñar con el anillo. Entre esos equipos hay dos que llaman poderosamente su atención y que, además, no tienen base titular confirmado para la próxima temporada.

Se trata de los Lakers y los Celtics, cuyos proyectos de futuro apuntan alto. En el caso de los angelinos, el traspaso de Lonzo Ball ha dejado un agujero en la dirección del equipo. Hueco que quieren llenar con la llegada de Kyrie Irving o Kemba Walker, aunque el español podría tener también hueco si ninguno de los otros dos acepta jugar junto a Anthony Davis y LeBron James.

En Boston, tras la marcha de Irving, los Celtics buscan un base que defienda bien y sepa mover al equipo. En ese sentido, Rubio sería muy del agrado de Brad Stevens.