Sergio Llull fue uno de los revulsivos de la primera parte - efe
acB

El Real Madrid iguala la eliminatoria

Ganó al Caja Laboral y viajará a Vitoria con la semifinal igualada

madrid Actualizado:

El Real Madrid tomó aire en el Palacio de los Deportes. El equipo de Pablo Laso pudo al fin soltarse los grilletes que le atenazaron en el primer partido de las semifinales contra el Caja Laboral y se impuso en el segundo por 73-64. Los blancos logran así igualar la eliminatoria. Velickovic, con 16 puntos, se convirtió en el hombre clave que permite a los blancos viajar con pulso a Vitoria.

La del serbio era una titularidad de circunstancias. Obligada por el tobillo de Nikola Mirotic y por la enorme presencia física del cuadro baskonista, decisiva en los cinco primeros cuartos de la serie. No evitó, sin embargo, un desacertado comienzo de partido que pudo enterrar las opciones del Real Madrid al título.

Hizo bien Dusko Ivanovic en mantener sobre la pista a Maciej Lampe a pesar de sus dos faltas personales. El polaco (que pasó por la cantera blanca), volvió a ser un valladar en el juego interior del Caja Laboral. Entre su corpulencia y los eternos brazos de Nemanja Bjelica, anotar en la pintura vitoriana fue una muy difícil empresa.

El Caja Laboral hizo un buen trabajo impidiendo que el ataque del Real Madrid cogiera ritmo a la carrera, la velocidad en la que se siente cómodo. La efectividad se mantuvo hasta que Sergio Llull logró soltarse el pelo. Entre él y Velickovic rompieron la resistencia y voltearon un partido que hasta entonces tenía color azulgrana.

Entre los dos neutralizaron el festín anotador de Brad Oleson (4 de 6 en triples) y concedieron al Real Madrid una ventaja que no soltaría hasta el pitido final. Lo positivo no fue sólo el triunfo, sino que no hizo falta el concurso de Mirotic. El montenegrino podría haber forzado el tobillo y jugar un partido a vida o muerte, pero Pablo Laso prefirió reserverlo.

Próximo capítulo, el martes en Vitoria.