Raúl López se pierde la NBA, pero abre la puerta a la selección española

M. A. BARBERO/
Actualizado:

MADRID. No hay mal que por bien no venga, dice el refrán. Después de la desgracia sufrida por Raúl López, que se lesionó la rodilla «buena» ante los Lakers y tuvo que decir adiós a la temporada, la operación a la que se le sometió ayer en Barcelona demostró que el daño no era tanto como se presumía.

Después de conseguir permiso de Utah Jazz para poder ser intervenido en España, el de Vic no dudó en ponerse en manos de Ramón Cugat, uno de los especialistas más renombrados en cirugía deportiva. Y tras la intervención, en la que el galeno le reparó la osteocondritis que padecía, todo eran sonrisas en el centro médico: no estaban dañados los ligamentos ni los meniscos y esto reducía considerablemente la gravedad del percance.

Raúl deberá estar de baja unos tres meses, lo que confirma que se pierde lo que queda de temporada en la NBA. Sin embargo, tiene todo el verano por delante para ponerse en forma y no sería descabellado que en Utah vieran con buenos ojos su participación en el Eurobasket de Belgrado de septiembre. Así llegaría bien rodado a la pretemporada americana y podría comenzar con fuerza la siguiente campaña. Esto sería un punto a favor para el cuadro de Pesquera, que también tiene en el alero la participación de Pau Gasol en el torneo por sus dolencias en el pie.

La situación para López es, pues, esperanzadora. Va a comenzar su rehabilitación en Barcelona sin ninguna presión para, dentro de un mes, regresar a Salt Lake City. Y, una vez allí, se irá marcando nuevos objetivos con los fisioterapeutas de los Jazz a medida que su evolución lo dicte. El fortalecimiento de sus rodillas es lo primordial y no quieren más problemas.

Lesionado 16 partidos

La trayectoria de Raúl López en la NBA está marcada por la fatalidad. En la actual campaña ha estado lesionado 16 partidos de los 31 posibles con los Jazz. En su tercera campaña en la NBA ha disputado un total de 113 encuentros.

El base se lesionó de gravedad en la rodilla derecha el 4 de noviembre de 2001, cuando acababa de fichar por Utah. Regresó a las canchas el 8 de mayo de 2002. Poco después, el 17 de agosto de 2002 volvió a lesionarse sin tanto daño en la misma articulación.