El peor Marc del año

EMILIO V. ESCUDERO
Actualizado:

Los Grizzlies fueron una presa fácil para los Jazz (120-93), que se beneficiaron de la baja de Rudy Gay (ausente por razones familiares) y del sorprendente bajo rendimiento de Marc Gasol (5 puntos y 3 rebotes).

Era su partido 100 en la NBA, pero Marc Gasol no pudo celebrarlo como le hubiera gustado. Ni victoria ni lucimiento personal. La debacle ante los Clippers de la pasada madrugada y la baja de última hora de Rudy Gay, habían dejado muy tocados a los Grizzlies, que saltaron al EnergySolutions de Utah derrotados de antemano.

Esa falta de intensidad la aprovechó Carlos Boozer (24 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias), que se bastó para hacer daño en la zona de Memphis, donde Gasol y Randolph estuvieron muy blanditos. Sólo Mayo, que tomó la responsabilidad ofensiva en ausencia de Gay, estuvo a la altura (20 puntos), y permitió a los Grizzlies no irse al descanso con un resultado más escandaloso (61-48).

La tónica de la segunda mitad fue la misma. Festival ofensivo de los Jazz, que encontraban una autopista cada vez que encaraban el aro de Memphis. Deron Williams (22 puntos) y Ronnie Brewer (25) se beneficiaron de esa fragilidad defensiva, para la que Lionel Hollins no encontraba solución.

La buena noticia para el técnico de Memphis fue la actuación del novato Sam Young (17 puntos) en su primer partido como titular, en el que demostró que puede aportar minutos de calidad en un equipo necesitado de puntos más allá del quinteto titular.

Esta vez no hubo milagro en el último cuarto, que sólo sirvió para que Boozer y compañía engordaran la estadística, para redondear un resultado final escandaloso.