NBA Finals 2019Kawhi Leonard, la esperanza de los Raptors

Sergio Scariolo, que vivirá su primera final como ayudante en Toronto, analiza para ABC la figura del alero

Actualizado:

Todo es nuevo estos días en Toronto, donde el equipo de la ciudad experimenta por primera vez lo que es disputar unas finales de la NBA. También lo es para Sergio Scariolo, curtido en mil batallas en el baloncesto europeo, pero neófito en estas lides al otro lado del Atlántico. Con la voz cansada, después de un largo día de entrenamiento, el ayudante de Nurse en los Raptors atiende a ABC. «Esto es una auténtica locura. Un momento muy especial para los aficionados y para toda la franquicia. Llevamos unos días muy intensos preparando todo, porque aquí nada se deja al azar. Nada», recalca, y eso que él es uno de esos técnicos obsesionado con los detalles.

En la final que hoy comienza ante los Warriors (3.00 horas, Movistar+ Deportes), nadie cuenta con el triunfo de los Raptors. Ni siquiera los propios aficionados, que celebraron la victoria en la Conferencia Este como si fuera la final por el anillo. El dominio de los campeones de las dos últimas temporadas parece tan abrumador que cuesta encontrar un resquicio por donde puedan meterle mano estos Raptors. Y es ahí donde emerge con fuerza la figura de Kawhi Leonard, el mejor jugador de los playoffs y el líder que llevaban años esperando en Toronto para tratar de llevar por primera vez el anillo hasta Canadá. «Es un jugador extraordinario, cuya capacidad para jugar en los dos lados de la cancha es increíble y muy difícil de ver. Es contundente, pero tiene equilibrio. Sabe jugar concentrado los momentos de la verdad. Un jugador especial», relata Scariolo, acostumbrado a tener talento en sus manos.

Los números de Leonard en la postemporada hablan le sitúan entre los mejores de la historia: 31,2 puntos, 8,8 rebotes y casi dos robos por partido. Una barbaridad que mete miedo a los campeones. Porque además de la estadística, Kawhi es un jugador con experiencia. Campeón en 2014 con los Spurs y MVP de aquellas finales. «No es un tipo de hablar mucho. El liderazgo de Kawhi es de ejemplo. Él arrastra a sus compañeros a través de su competitividad. Sin tener que decir nada», explica el seleccionador, feliz por haber sumado a Marc Gasol hace unos meses al proyecto.

La llegada del español ha multiplicado las alternativas de los Raptors en ataque y ha mejorado a todos sus compañeros. «Marc nos ha venido bien. Muy bien. Su seriedad defensiva ha contagiado al resto y eso nos ha hecho crecer mucho. Además, su capacidad para crear espacios ha beneficiado mucho a Kawhi», señala Scariolo, que también tiene a Ibaka en el vestuario.

Sin Durant

Asumiendo que puedan mantener la solidez defensiva que les ha llevado hasta la final, la clave del anillo, según el técnico, puede estar en el ataque. «Si seleccionamos bien los tiros y controlamos el rebote, tendremos opciones», apunta. Los Raptors contarán con una inesperada ayuda en el primer partido, ya que está previsto que Durant no pueda jugar aún el envite inicial de la final por lesión. Un detalle, uno más, que puede marcar una serie muy intensa en la que Kawhi quiere volver a reinar como hizo cinco años atrás.