La mejor versión de Sergio Rodríguez se topa con Marc Gasol

EMILIO V. ESCUDERO
Actualizado:

Los Grizzlies se vengaron de la derrota sufrida ante los Kings hace unas semanas en el ARCO Arena, en un partido en el que tanto Marc Gasol como Sergio Rodríguez mostraron su mejor cara. El catalán, como casi siempre, fue la pieza clave de su equipo (18 puntos y 6 rebotes), mientras que el canario jugó su mejor partido de la temporada (16 puntos y 7 asistencias), pero no pudo celebrarlo con una victoria (116-105).

La noche comenzó con abrazos. Los de Tyreke Evans con sus amigos de la Universidad de Memphis, de donde salió este verano para emigrar a la cálida California; el de Omri Casspi con Hamed Haddadi, un gesto de cara a la galería entre el debutante israelí y el "gigante" de Irán; y por último, el de Sergio con Marc, viejos conocidos a pesar de su juventud. Un poco de charla, cierto tono de cachondeo y cada uno a lo suyo. Con el salto inicial, fueron los Grizzlies los que primero entraron en escena. Marc Gasol y Zach Randolph (14 puntos entre ambos en el primer período) comenzaron a abrir una brecha en el marcador que acabó siendo una losa para los Kings y que a mediados del segundo cuarto ya comenzaba a ser escandalosa (44-30, min.18).

Fue entonces cuando Paul Westpahl dio entrada a Sergio Rodríguez. Los problemas de faltas de Evans, obligaron al técnico a tirar del canario, que no tardó en demostrar su calidad. Dos rápidas penetraciones y un par de asistencias recortaron la diferencia en el marcador hasta dejarla en un pañuelo (54-48, min.23). Recado para Westpahl.

Las cosas volvieron a tornarse de rosa para los de Lionel Hollins nada más volver de los vestuarios. Las múltiples pérdidas de balón de los Kings (21) unido a la intimidación de Gasol desde la zona (4 tapones), dejaron el encuentro prácticamente sentenciado en el tercer cuarto, cuando un parcial de 14-4 a favor de los Grizzlies ponía el marcador con 21 arriba para los de Memphis (84-63, m.34).

Nuevo "marrón" para Sergio Rodríguez, al que Westpahl le dio la manija del equipo en el útlimo período. Con la velocidad como arma principal, el "Chacho" movió con acierto al equipo y anotó con facilidad, pero ya era demasiado tarde para heroicidades. Los Kings consiguieron colocarse a nueve (103-94, m.39), pero un un triple de Gay (24 puntos anoche) y otro de Mayo (20) acabaron con la resistencia de Sacramento.