Ponen a Gasol rumbo a la Gran Manzana
Pau Gasol habla con la prensa - AFP
NBA

Ponen a Gasol rumbo a la Gran Manzana

La llegada de D’Antoni al banquillo de los Lakers le ha vuelto a situar en la puerta de salida. Atlanta y Nueva York, posibles destinos

EMILIO V. ESCUDERO
Actualizado:

El nombre de Pau Gasol vuelve a estar en el centro de los rumores de la NBA. Si con la llegada de Dwight Howard este verano parecían acabar todas sus opciones de salir de los Lakers, la llegada de Mike D’Antoni al banquillo angelino le ha vuelto a poner en el mercado.

Hasta ahora, su rendimiento está siendo de los mejores dentro del equipo. 14 puntos y 9 rebotes le sitúan entre los pívots más apetecibles de la liga, lo que unido a la búsqueda de otro perfil de jugador más del gusto de D’Antoni, ha puesto al español en el centro de las miradas.

El rumor que más fuerza ha cobrado en las últimas horas es el de un intercambio con Josh Smith, por el que Gasol acabaría jugando en los Atlanta Hawks, el equipo que, paradójicamente, le eligió con el número 3 en el draft de 2001 cuando llegó a la NBA. Aunque nunca jugó allí (fue traspasado en el momento a los Grizzlies), Pau siempre tendrá un buen recuerdo de ellos, pues fueron los que apostaron por él en un número muy alto, abriéndole las puertas de la NBA.

De confirmarse el traspaso, Pau sería la estrella de un equipo sin muchas aspiraciones, que de unos meses para acá comenzó a desmantelar su equipo en busca de una reconstrucción que le dé mejores resultados. Gasol podría ser la primera piedra de ese proyecto, aunque vista la pinta que tienen los nuevos Lakers, su intención no es otra que quedarse en California y luchar por el anillo en los dos próximos años.

La Gran Manzana

El otro nombre que aparece en boca de todos para ser intercambiado por Pau Gasol es el de Amar’e Stoudemire, un jugador de las mismas características que el español, aunque con mucho más cartel en la NBA. En este caso, el intercambio sería una bendición para Pau, que acabaría en el equipo de moda de la liga y uno de los aspirantes a la final del Este.

Sea como fuere, lo cierto es que mientras llega o no el traspaso, Pau está feliz. Se le relajado y contento con el nuevo estilo de juego, tal y como reconocía en el último entrenamiento de los Lakers. “Estamos más relajados y nos divertimos más jugando”, apuntó el jugador, que reconocía que le gustaba el nuevo sistema, con transiciones rápidas, aunque eso supusiera tiros más lejanos para él.