Pau Gasol, de los Spurs, en el partido ante los Knicks de Nueva York
Pau Gasol, de los Spurs, en el partido ante los Knicks de Nueva York - Reuters

Pau Gasol, arrollador a los 37 años

Es el primer jugador de la NBA que, a su edad, enlaza cuatro tardes con más de diez puntos y más de diez rebotes

Actualizado:

Dieciséis años después de suceder a Fernando Martín y convertirse en el segundo español en dar el salto a la NBA, Pau Gasol continúa triunfando en la mejor liga del mundo y engordando unas estadísticas que están al alcance solo de los mejores de la historia, categoría en la que el mayor de los Gasol figura ya por méritos propios. La ilusión es idéntica a la que le acompañó el día de su debut con los Grizzlies (1 de noviembre de 2001), pero en San Antonio está consiguiendo sacar el máximo rendimiento a su veteranía. Sus números no dejan de sorprender y, en la victoria ante los Knicks de Nueva York (119-107), el ala-pívot de los Spurs firmó otra actuación brillante. Encadenó su cuarto doble-doble consecutivo (17 puntos y 11 rebotes), convirtiéndose en el primer jugador que lo logra con más de 37 años, un nuevo récord para su extensa colección.

El internacional español, que el pasado mes de septiembre superó a Tony Parker convirtiéndose en el máximo anotador histórico en el campeonato de Europa, llegó a San Antonio en 2016 con la misión de cubrir el enorme vacío dejado por la retirada de Tim Duncan. Gregg Popovich apostó desde el primer día por dosificar sus esfuerzos y Pau Gasol vive ahora una segunda juventud. Pese a ser su temporada con menos minutos en pista desde que debutara en la NBA, el rendimiento que está ofreciendo es el que le exige y le pide su entrenador. Ante los Knicks, volvió a resultar decisivo para la victoria: 17 puntos, 11 rebotes y siete asistencias. Una cita para el recuerdo porque, por primera vez, un jugador con más de 37 años encadenó cuatro partidos firmando al menos 14 puntos, diez rebotes y cinco asistencias. Con esos números agigantó su figura y rompió el empate que mantenía con Karl Malone, uno de los mitos de la NBA y el único que había sido capaz de lograrlo con esa edad a lo largo de la historia. Solo Rusell Westbrook, base de los Thunder y actual MVP de la NBA, supera en este curso (cinco encuentros) esa espectacular racha.

El español, que hace solo unos días celebró ante los Kings el décimo triple-doble de su carrera, estuvo a punto de volver a lograr otro en el triunfo ante los Knicks, en los que Willy Hernangómez no tuvo minutos. Un partido en el que Pau Gasol resultó fundamental en la circulación de la pelota. «Siempre hemos tenido un equipo altruista que mueve el balón, pero ahora tenemos que ser un poco más específicos y encontrar las ventajas. Y funciona», destacó tras la victoria. «Ahora las defensas tienen que tomar decisiones. Si el lado débil tiene que entrar, entonces lo mueves al lado débil y ya tienes un triple abierto. Así los rompes, que es lo que me gusta hacer», añadió.

Con contrato hasta 2020

Primer español en ser elegido para jugar un All-Star (Houston 2006), en clasificarse para los playoffs (con Memphis Grizzlies en 2003-04), y en lucir el anillo de la NBA (en dos ocasiones con Los Angeles Lakers), los números y los récords de Pau Gasol son apabullantes. Aunque el catalán siempre ha sido un hombre de equipo, también es el segundo europeo con más puntos (más de 20.000) por detrás del alemán Dirk Nowitzki.

En el duelo ante los Knicks en el que consiguió su histórico récord, Pau Gasol, que tiene firmado un contrato con los San Antonio Spurs hasta 2020, se mantuvo 26 minutos en la pista, en los que anotó siete de once tiros de campo, incluido un triple de dos intentos, y acertó dos de sus tres lanzamientos desde la línea de personal. El «16», que dominó en el juego interior al capturar nueve rebotes defensivos y cometió sólo dos faltas personales, tuvo en LaMarcus Aldridge a su mejor complemento (anotó 25 puntos, capturó cinco rebotes y dio cuatro asistencias).

En ese mismo partido, Gregg Popovich llegó a las 1.175 victorias en la NBA e igualó a George Karl en el quinto puesto del ranking histórico de entrenadores.