El base del Real Madrid Sergio Rodríguez supera al base turco Kerem Tunceri - EFE
Real Madrid899086Efes Pilsen
EUROLIGA

Agónico triunfo del Real Madrid

Los de Ettore Messina ganan al Efes Pilsen en la prórroga por 89-86

EMILIO V. ESCUDERO
MADRID Actualizado:

La Caja sigue siendo mágica. Esta vez, el Real Madrid sufrió más que nunca para sacar adelante el partido, pero lo consiguió, lo que le permite seguir invicto en casa esta temporada y encarrilar el pase a los cuartos de final de la Euroliga.

A falta de dos minutos, el Efes dominaba claramente el marcador (70-76) mientras Llull seguía lamentando por su mala noche en el lanzamiento (-4 de valoración). Visto que no era la noche de sus tiradores (ni de sus pívots titulares), Messina decidió dejar en la cancha a sus dos bases que, junto a Fischer, estaban siendo lo mejor del equipo durante todo el encuentro.

El experimento le funcionó al italiano que vio cómo un triple y un robo de balón del argentino equilibraba el marcador antes de que Gonlum volviera a poner en ventaja a los turcos con un triple (76-79), lo que dejaba al Madrid con una posesión por delante.

El balón le llegó primero a Llull y luego a Tucker, pero los dos se encontraron con el aro. El rechace acabó en las manos de Sergio Rodríguez que recibió la falta y se fue a la línea de tiros libres con 2 segundos en el reloj. Era la gloria o nada y al canario no le tembló la muñeca. Anotó los tres lanzamientos y se fue al banquillo buscando el abrazo de sus compañeros. El canario (13 puntos y 7 asistencias) volvió a sonreir después de muchos partidos a la sombra.

En la prórroga, Fischer, que había sido el mejor durante todo el partido (15 puntos, 12 rebotes y 30 de valoración), remató la faena, lo que deja al Real Madrid a un sólo triunfo de los cuartos de final de la Euroliga y con la moral por las nubes antes de encarar la Copa del Rey. Las cosas empiezan a funcionar en la casa blanca.