El acta del partido en el que Wilt Chamberlain firmó 100 puntos
El acta del partido en el que Wilt Chamberlain firmó 100 puntos
Historia del baloncesto

El estratosférico precio del acta del partido que supuso la mayor exhibición individual en la NBA

El documento del partido en el que Wilt Chamberlain anotó cien puntos sale a la venta por un precio inicial de 100.000 dólares

Actualizado:

El acta del partido que supuso la mayor exhibición individual de la historia de la NBA está a punto de salir a la venta. Este documento data del día en el que Wilt Chamberlain sumó 100 puntos para su equipo. Ocurrió un 2 de marzo de 1962 en el Hersheypark Arena, donde los Philadelphia Warriors se impusieron a los New York Knicks.

Aquel día, el pívot estrella de Philadelphia logró encestar 36 de 63 tiros de campo y un total de 28 de 32 tiros libres. Una actuación inédita hasta la fecha y que no se ha vuelto a repetir. Un centenar de puntos que son historia de la mejor liga de baloncesto del mundo.

Sin embargo, el acta de quel partido estaba desaparecida... Hasta ahora. El pasado 11 de febrero, el periodista Darren Rovell recibió una llamada en la que un aficionado le comunicaba que poseía aquel documento. Este aficionado, llamado Stephen Smith, ha contado que el acta llegó a sus manos después de que se lo diera Tobey DeLuca, encargado de tomar las estadísticas del partido para el locutor de radio Bill Campbell.

Más de cincuenta años después de aquella exhibición, ha salido a la luz el documento que atestigua los números que Wilt Chamberlain firmó aquella noche. Unas cifras que son historia de la NBA y que una ficha amarillenta atestigua a la perfección.

Smith ha confesado que ha decidido subastar este documento por un valor inicial de 100.000 dólares. «No quiero que mis hijos se peleen por ella cuando yo no esté y mi mujer no sabría qué hacer con ella», ha dicho. Este acta es uno de los pocos documentos que quedan de aquel partido, ya que no existen vídeos, apenas hay archivos sonoros y no se conserva el balón con el que se jugó aquel encuentro. Todo eso convierte el acta en una reliquia para los coleccionistas deportivos.