Usman Garuba
Usman Garuba - ACB

ACB | Real MadridEl estallido de Garuba

El madridista, primer jugador que, con 16 años, consigue firmar tres tapones en la Liga

Actualizado:

El partido de ayer ante el Delteco Guipúzcoa no fue la presentación en sociedad de Usman Garuba en la Liga Endesa porque a finales de octubre ya disfrutó de un estreno testimonial en la victoria ante el San Pablo Burgos. Su segunda participación con el conjunto de Pablo Laso sí resultó, sin embargo, la primera exhibición de uno de los canteranos que más ilusión genera en el Real Madrid. Un descarado pívot de 16 años que fue capaz de poner tres tapones a rivales del equipo vasco en los 14 minutos en los que estuvo en la pista y que exhibió ante la afición una de sus mayores cualidades: la capacidad de intimidación. Un jugador poderoso físicamente que impone bajo los tableros y que en la Minicopa de 2016, en la que fue elegido mejor jugador del campeonato, impresionó capturando 32 rebotes ante el Joventut. Ayer brilló en el triunfo blanco (104-71).

Tres tapones pueden parecer una cifra testimonial, pero en este caso no lo son. Nacido en Madrid como sus otros dos hermanos, aunque reside en Azuqueca de Henares (Guadalajara), Garuba, internacional español de padres nigerianos, entró ayer en la historia de la Liga Endesa porque ahora figura como el jugador más joven en colocar tres «chapas». Los récords se suceden. En su debut ante el San Pablo Burgos ya había entrado en las estadísticas porque, con 16 años y siete meses, se convirtió en el pívot más precoz de la competición. Formado en el Baloncesto Azuqueca, ingresó en la cantera blanca en 2013, dos años antes que su hermano Sediq. Ayer, ante el Delteco, anotó siete puntos sin fallo (pleno acierto en lanzamientos de dos y un tiro libre), capturó seis rebotes y acabó con 14 de valoración. «No le regalo ningún minuto, se lo gana en los entrenamientos. Garuba nos ha dado una buena rotación en los jugadores interiores», destacó Pablo Laso tras la victoria.