Dwight Howard: «¿Lakers? Tengo sueños, pero solo eso»
Howard, durante la temporada
NBA

Dwight Howard: «¿Lakers? Tengo sueños, pero solo eso»

El pívot más dominante de la NBA (27 puntos y 15 rebotes por partido) ha visitado España, donde confirma sus dudas acerca de su incierto futuro

Actualizado:

La sempiterna sonrisa de Dwight Howard recibe a ABC en la tienda oficial que Adidas tiene en el Santiago Bernabéu. Si su anatomía impresiona desde la distancia, cuando se pone en pie su presencia es abrumadora. 120 kilos de puro músculo en perfecta armonía que le han permitido dominar a su antojo los tableros de la NBA en las últimas temporadas.

—No ha querido renovar su contrato con Orlando. ¿Significa eso que tiene pensado irse a otro equipo?

—No, no estoy pensando en eso. No he firmado una extensión porque creo que es mejor esperar y firmar un nuevo contrato. Esa es la única razón. No me quiero sentir presionado. Creo que le he dado a Orlando todo lo que tenía durante siete años y solo quiero pensar qué es lo que quiero para mi carrera, en mi vida y tomar una decisión correcta para mi futuro.

—¿Qué le ha parecido la decisión de Ricky Rubio de irse a la NBA?

—Pienso que va a tener una gran carrera allí. Va a ser difícil al principio para él, pero si trabaja duro podrá conseguirlo. Espero verlo jugar muy pronto. Su nuevo equipo es joven y atlético y creo que necesitan un base como él.

—El anillo logrado por Dallas ha significado la victoria del equipo por encima de las individualidades de Miami. ¿Cree que Orlando puede hacer lo mismo el próximo año?

—Cada campeonato que se consigue es una victoria de equipo. El baloncesto no es un deporte individual. Da igual que intentes poner un puñado de superestrellas juntas. El talento no gana campeonatos. La química gana y Dallas ha ganado porque ellos han tenido la mejor química dentro del equipo y porque jugaron más duro que Miami. Ojalá lo logremos nosotros.

—¿Cómo ve la posibilidad de que haya un cierre patronal en la liga?

—Es algo que no me gustaría. Este ha sido uno de los mejores años de la NBA. Un montón de gente ha visto los partidos y el baloncesto ha crecido mucho. No creo que sea una buena idea que haya un cierre patronal ahora, pero si no hay acuerdo intentaré seguir entrenando para mejorar y aprovecharé para ver mundo. Me encanta actuar y doblar películas, así que seguro que haría algo de eso también.

El próximo verano será muy difícil para usted. ¿Tiene pensado ya si acudirá a los Juegos de Londres?

—Claro. Me encantaría. Sería una gran experiencia volver a disputar unos Juegos. El mero hecho de formar parte del espíritu olímpico es algo muy grande.

—¿Tiene planes de donde le gustaría jugar si deja Orlando?

—Todos el mundo quiere saberlo...

—¿Lakers?

—No lo puedo decir. Tengo sueños, pero son solo sueños.

—¿Le gustaría jugar con Gasol?

—Esa es la pregunta que todo el mundo me está haciendo desde que llegué a España. No lo sé.

—Dígame, ¿cree que Pau es un jugador blando en la pista?

—No, no lo creo. Creo que es un jugador muy inteligente, que no necesita su fuerza para anotar. Pau sabe mezclar muy bien su físico e inteligencia para anotar.

—¿Y qué me puede contar de su hermano Marc?

—Me gusta. Me gusta desde que me enfrenté por primera vez con él durante los Juegos Olímpicos. Ha perdido mucho peso desde entonces, Es un gran jugador cerca del aro, que lanza bien a canasta. Me gustaría jugar con él.

—¿Ganar un anillo sigue siendo su objetivo?

—Pienso en ello cada día. Como jugador de baloncesto, lo que quieres es ganar un anillo, ganar un campeonato es por lo que jugamos. Uno no juega por dinero. Uno está en esto porque quiere ganar un campeonato, o más de uno. La gente te recordará si ganas un anillo, nadie recuerda al segundo o al tercero. Se acuerdan de los campeones, de los ganadores. Patrick Ewing fue un gran jugador que se quedó sin anillo. Sin embargo, Shaquille O'Neal (4) o Bill Rusell (11)... El anillo es lo que te permite decir que fuiste uno de los mejores.

—¿Ve similitudes entre su situación actual y la que tuvo Shaq antes de salir de Orlando?

—No creo que Shaq quisiera dejar Orlando cuando se fue. Él necesitaba expandir su carrera y es lo que hizo. Lo que vino después ya es leyenda. Todo pasa por una razón, veremos qué tiene preparado el futuro para mí.