NBA

La decisión de Kawhi Leonard mantiene en vilo la NBA

El alero aún no tiene claro en qué equipo jugará y las franquicias esperan su respuesta para mover ficha en el mercado

Actualizado:

Vive pendiente la NBA de un solo hombre estos días, porque su decisión provocará un movimiento de piezas dentro del mercado. Tras el fichaje de Durant e Irving por los Nets, todos los ojos se han vuelto a Kawhi Leonard, que cinco días después del inicio de la agencia libre sigue deshojando la margarita de su futuro. Decisión que marcará su destino, pero también el de otros muchos jugadores.

Ayer, 4 de julio y fiesta nacional en Estados Unidos, no hubo novedades en torno a su futuro y se espera que hoy pueda anunciar finalmente dónde jugará a partir del próximo mes de octubre. Los Lakers siguen siendo los principales candidatos, aunque la vacilación de los últimos días hace que ese abanico se haya abierto a más conjuntos.

Además de la franquicia angelina, los Raptors siguen manteniendo esperanzas en que Leonard se quede y continúe el proyecto campeón de esta temporada. Los canadienses pueden ofrecerle una estabilidad que ningún otro equipo le pondrá sobre la mesa.

El problema es que las luces de Hollywood, con LeBron James y Anthony Davis alumbrando con fuerza, llaman mucho la atención y la posibilidad de ganar el anillo y ser MVP con un tercer equipo distinto es un reto que ningún otro jugador ha logrado jamás.

El futuro de Pau Gasol

De lo que decida Kawhi están pendientes muchos otros jugadores. Si se hacen con él, los Lakers apenas tendrán espacio salarial para completar su plantilla, lo que les obligará a buscar talento a bajo coste. Ahí podría aparecer la figura de Pau Gasol, que espera acontecimientos para firmar su último contrato en la NBA.

El catalán quiere seguir en los Bucks, pero no le haría ascos a volver a Los Ángeles si existiera la opción de volver a ganar el anillo. A sus 39 años, Pau aportaría minutos de calidad y experiencia en un equipo plagado de talento.

También Calderón mantiene la incertidumbre sobre su futuro. Lo único que tiene claro es que si no firma por ningún equipo NBA colgará las botas. Cartel no le falta, porque su figura está muy bien vista en Estados Unidos, pero cada vez quedan menos huecos en las plantillas.