La receta de los Pacers contra Love y Rubio
Ricky Rubio - EFE
Wolves9990109Pacers
NBA

La receta de los Pacers contra Love y Rubio

Danny Granger, con 36 puntos, y una gran defensa encabezada por Darren Collison frenan a los Timberwolves

Actualizado:

El ataque encabezado por el alero Danny Granger y la gran defensa que realizó el base Darren Collison permitieron a los Pacers de Indiana ganar a domicilio 99-109 a los Timberwolves de Minnesota, que rompieron racha de dos triunfos consecutivos.

Granger estuvo imparable en el juego ofensivo durante la segunda parte, cuando se rompió el marcador a favor de los Pacers después de anotar 29 puntos, de los 36 con que concluyó el partido.

El alero franquicia de los Pacers fue en la segunda parte una auténtica pesadilla para la defensa de los Timberwolves que vieron como concluyó el partido con 9 de 19 tiros de campo, incluidos 5 de 8 triples, capturó siete rebotes y repartió dos asistencias.

Amargo premio para Ricky

Collison brilló en el duelo individual con el base español Ricky Rubio al que superó en todas las facetas del juego y no le permitió celebrar el premio de Novato del Mes de enero que horas antes había recibido. El base de los Pacers le hizo un marcaje perfecto a Rubio, sin dejarle espacio para que pudiese tener comodidad en el manejo del balón y mucho menos a la hora de pasarlo.

Collison además estuvo eficaz en el ataque al aportar 20 puntos (7-12, 1-2, 5-5), repartió nueve asistencias, capturó seis rebotes, recuperó dos balones y perdió otros dos. El pívot jamaicano Roy Hibbert llegó a los 15 puntos y capturó nueve rebotes para ser el tercer máximo encestador de los Pacers (15-6), que ganaron el tercer partido consecutivo y se colocaron segundos en la División Central, a un juego y medio de los Bulls de Chicago (18-6), que perdieron 98-82 ante los Sixers de Filadelfia.

Los otros dos titulares de los Pacers, el ala-pívot David West y el escolta Paul George aportaron 12 y 10 puntos, respectivamente, para completar la lista de los cinco jugadores que tuvieron dobles dígitos y como equipo lograron 45 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 47 (7-15) de triples.

Adiós a las remontadas

Los Pacers, que llegaron al descanso con la ventaja parcial de 41-45, rompieron el partido a su favor en el tercer periodo al conseguir en los últimos minutos una racha de 9-4 (64-74), que fue decisiva.

Esta vez, ni Rubio ni los Timberwolves reaccionaron en el cuarto periodo que comenzaron con seis puntos abajo (70-76), y los Pacers incrementaron la ventaja al conseguir otra racha de 9-1 para el parcial de 85-71, que a ocho minutos del final les dio el margen suficiente para asegurar la victoria.

Love consiguió un doble-doble de 21 puntos y 17 rebotes y el pívot serbio Nikola Pekovic también aportó 13 puntos y 12 rebotes. Rubio aportó 10 puntos y seis asistencias, jugó 37 minutos y anotó 3 de 7 tiros de campo, falló un intento de triple, acertó 4 de 5 tiros de personal, capturó cuatro rebotes y perdió solo un balón.

Homenaje a los Muskies

La nota positiva para los Timberwolves fue la vuelta al equipo del base puertorriqueño José Juan Barea, que después de haberse perdido 10 de los últimos 11 partidos por un esguince de tobillo izquierdo, jugó 14 minutos para aportar siete puntos.

Los Timberwolves como equipo se quedaron con sólo un 37 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 18 (3-17) de triples, para tener 16 pérdidas de balón por 12 de los Pacers, que perdieron la lucha bajo los aros al capturar 45 rebotes por 51 del equipo de Minnesota.

El equipo de Minnesota, que falló 15 de los 18 primeros tiros que hicieron a canasta, vistió el uniforme de los Muskies, en homenaje al que jugó una temporada, la de 1967-68, dentro de la desaparecida Asociación Americana de Baloncesto (ABA).