El Madrid deja escapar el liderato
La afición del Valencia celebra el triunfo ante un apesadumbrado Laso - efe
Valencia839066Real Madrid
liga endesa

El Madrid deja escapar el liderato

No aprovecha la derrota del Barcelona en Gran Canaria y tendrá que esperar al partido que tiene aplazado para ser primero

valencia Actualizado:

El Valencia Basket derrotó al Real Madrid en un encuentro en el que se enfrentaban dos modelos contrapuestos y en el que el equipo valenciano impuso la excelente defensa en la que ha basado su recuperación en las últimas jornadas ante el que es el mejor ataque de la Liga ACB pero que hoy en la Fonteta fue incapaz de encontrar el camino al aro. [Narración y estadísticas]

Como había hecho en sus cuatro anteriores choques, el Valencia no dejó que su rival superara la barrera de los 71 puntos y, apoyado en ese pilar, hoy dio un paso adelante en ataque donde un excelente Serihy Lishchuk rubricó con un notable trabajo de equipo.

El Valencia saltó a la pista intenso y concentrado. Con un Víctor Claver muy activo en ambas tareas, el equipo local contuvo el notable empuje físico del Real Madrid y con su movilidad ofensiva agujereó desde posiciones exteriores la defensa visitante con un buen acierto de Caner-Medley (19-10, m.6).

Momentáneamente el choque se igualó. La marcha al banquillo de Claver con su segunda falta debilitó a los locales, y la salida a la pista de Jayce Carroll dio a los visitantes una referencia ofensiva. Pero el Valencia, agitado por Nando de Colo, no se desmoronó y encontró en la fuerza de Vitor Faverani un asidero al que agarrarse en ambas canastas.

Al Real Madrid le costó ir a remolque. Sin claridad en ataque, no pudo superar la agresiva defensa de un Valencia que cuando volvió a juntar el físico de Lishchuk y el de Claver puso en evidencia a la defensa de los de Pablo Laso y se fue al descanso con una cómoda renta (49-36, m.20).

El conjunto madrileño regresó a la pista con una mentalidad defensiva mucho más activa y frenó en seco el ataque valenciano. Con Llull marcando el nivel, sólo permitieron que los de Velimir Perasovic anotaran dos puntos en los primeros seis minutos pero el Valencia se refugió también en el trabajo en su canasta y, tirando mano del talento de De Colo, pasó el trago (64-54, 30).

Incapaz de imponer su estilo e incómodo en uno que no era el suyo, la defensa del Real Madrid perdió la fe y la fuerza y empezó a flaquear. Fue entonces el momento de Lishchuk que se hizo dueño por completo de ambas canastas y que con sus mates agrandó la brecha hasta que esta rozó los 20 puntos.