NBA

Nash eclipsó a Ricky

Nash, de 38 años, brilló de manera especial en lo que fue el primer partido de la segunda vuelta para los Suns

Actualizado:

El veterano alero Grant Hill surgió con su mejor juego de ataque de la temporada y el base canadiense Steve Nash dio una lección en la entrega del balón que sirvió para que los Suns de Phoenix derrotasen 104-95 a los cansados Timberwolves de Minnesota.

Ambos abrieron el camino del triunfo de los Suns, que remontaron un marcador adverso al concluir la primera parte de 46-51 después que Hill aportó 20 puntos, incluidos 15 en la segunda parte, que lo dejaron con la mejor marca de la temporada. Hill, que también capturó cinco rebotes y repartió dos asistencias, encabezó una lista de seis jugadores de los Suns (15-20), que tuvieron dobles dígitos.

Si Hill, de 39 años, estuvo inspirado en el ataque, Nash dio todo un recital de asistencias en el duelo individual que mantuvo con el novato español Ricky Rubio, del que se dice tiene algunos aspectos en su juego del base canadiense, y entregó 17 pases de anotación, además de conseguir un doble-doble al anotar 13 puntos. Nash, de 38 años, que empató la mejor marca de la temporada en asistencias, brilló de manera especial en lo que fue el primer partido de la segunda vuelta para los Suns después del descanso del Fin de Semana de las Estrellas.

Mientras que el pívot polaco Marcin Gortat consiguió 17 puntos y seis rebotes que ayudaron a los Suns a conseguir el noveno triunfo consecutivo en los enfrentamientos contra los Timberwolves. El escolta Shannon Brown siguió en su línea de ser el nuevo sexto jugador de los Suns y aportó 12 tantos, incluidos 10 en la segunda parte.

El equipo de Minnesota, que jugó el tercer partido en noches consecutivas después de haberse enfrentando el martes a Los Ángeles Clippers, a los que vencieron, y ayer a los Lakers, con los que perdieron (104-85), al final sufrieron los efectos del cansancio y el esfuerzo físico realizado. El ala-pívot Kevin Love, que no jugó ante los Lakers al estar afectado por los síntomas de la gripe, esta vez sí lo hizo y aportó un doble-doble de 23 puntos, 10 rebotes, tres asistencias y una recuperación de balón, pero anotó sólo 8 de 25 tiros de campo.

Los cinco titulares de los Timberwolves, que tuvieron dobles dígitos, brillaron en la primera parte con un 50 (21-42) por ciento de acierto en los tiros de campo, pero en la segunda perdieron la inspiración y se quedaron con el 29 (13-44). Love anotó sólo 3 de 13 tiros de campo en la segunda mitad y 1 de 6 en el cuarto periodo, mientras que el equipo falló 12 de 13 triples en los últimos 12 minutos del partido, mientras que los Suns lograban un 53 por ciento de acierto.

El escolta Luke Ridnour fue el segundo máximo encestador de los Timberwolves al conseguir 15 puntos, mientras que el pívot montenegrino Nikola Pekovic llegó a los 14 tantos y capturó nueve rebotes. Rubio estuvo algo mejor en ataque que la noche anterior y aportó 13 puntos en los 31 minutos que jugó, pero perdió el duelo individual con Nash, especialmente en el apartado de las asistencias al quedarse con sólo dos.

El jugador de El Masnou anotó 3 de 7 tiros de campo, falló dos intentos de triples, y estuvo perfecto desde la línea de personal, capturó dos rebotes y recuperó dos balones, sin que al final pudiese ser factor ganador para los Timberwolves. La última vez que los Timberwolves ganaron en Phoenix a los Suns fue el 16 de enero del 2009 y el equipo de Phoenix tienen la racha más larga de triunfos seguidos en su campo frente a un mismo equipo, el otro que supera al de Minnesota son los Wizards de Washington.