Sergio Llull - efe
Fuenlabarada579079Real Madrid
liga endesa

Triunfo fácil del Madrid en Fuenlabrada

Los blancos se imponen 57-79 gracias sobre todo a ataques rápidos y acertados, y a mucho movimiento en defensa

madrid Actualizado:

El Real Madrid consiguió una clara victoria en Fuenlabrada, en donde se puso arriba en el marcador desde el principio, y en el que aunque los locales intentaron reaccionar, poco pudieron hacer ante el acierto blanco, aunque sólo consiguió estirar el marcador en el último cuarto.

efe
efe

El Real Madrid comenzó con fuerza el encuentro. Sabedor de que el Fernando Martín no es una cancha amiga y que el Fuenlabrada es un equipo que se vuelve correoso según pasan los minutos y cuenta con posibilidades para conseguir la victoria. [Narración y estadísticas]

Y lo consiguió con ataques rápidos y acertados, y mucho movimiento en su defensa que no permitió la anotación local. La consecuencia fue un parcial de 2-10 los tres primeros minutos.

A partir de ahí, los blancos jugaron con más facilidad,con un marcador que siempre les benefició, y que nunca fue inferior a los dos puntos, mientras que a los locales a contracorriente les costó hacer el juego del que están habituados.

Penney, baja por un proceso vírico

Desde el banquillo local, Porfirio Fisac lo intentó todo, aunque no pudo contar con uno de sus mejores efectivos. Penney llegó al pabellón con un proceso vírico y pronto se fue para casa, y los que habitualmente aportan mucho apenas pudieron hacer, caso de Quino Colom o Saúl Blanco.

Fue a la vuelta del vestuario cuando el Real Madrid consiguió estirar la diferencia y la llevó más allá de los diez puntos. Fisac continuó con sus cambios, pero de poco sirvieron.

Entre los blancos destacaban Carrol, Llull y Singler, los hombres que lanzan desde la media distancia, precisamente el punto fuerte de los locales, aunque la anotación fue coral.

El Fuenlabrada lo siguió intentando hasta el último cuarto. Pero una falta de Laviña y una técnica a Fisac acabaron con el partido, y aún faltaba más de la mitad del último periodo. Prueba de esto es que el Real Madrid se colocó 17 arriba, y el técnico local en un tiempo muerto apenas habló a sus jugadores unos segundos.

Los últimos minutos sirvieron para que se viera a los menos habituales de cada bando. Velickovic y Sanz tuvieron su oportunidad, lo mismo que Diouf en el bando local que aunque fue titular jugó poco, y se pudo ver juntos a Colom y Sergio Sánchez, los dos bases, algo nada habitual.

Al final victoria visitante por veintidós puntos, que le sirve a los blancos para resarcirse de su derrota en Euroliga, mientras que los locales cierran una excelente racha de resultados.