Ricky y Oriola, a la salida del hotel de concentración en Wuhan
Ricky y Oriola, a la salida del hotel de concentración en Wuhan - FEB
Mundial baloncesto 2019

Así comparten habitación los jugadores de la selección

Los doce jugadores de España se reparten en seis parejas que llevan casi un mes y medio viviendo juntas

España - Australia, Mundial de Baloncesto en directo

Final del Mundial de Baloncesto: España entra en la final tras el partido contra Australia

Enviado especial a Shanghái (China)Actualizado:

Hace ya más de un mes y medio que comenzó la concentración de la selección para este Mundial que poco a poco llega a su fin. Un viaje larguísimo en el que los jugadores tienen mucho tiempo libre. La mayor parte de él lo pasan en la habitación, compartiendo tiempo y confidencias con el compañero que les ha tocado. Aunque en este caso no es cuestión de suerte y sí de veteranía, porque son ellos mismos los que se reparten las habitaciones al comenzar la concentración. Hoy, tras aterrizar en Shanghái, después de la victoria ante Serbia, tocó de nuevo ritual. Distintas habitaciones. Mismos compañeros.

Marc Gasol y Llull son ya dos de los veteranos y habituales compañeros. No siempre, porque la presencia de Navarro o Pau Gasol ha variado esta pareja en algunas ocasiones. Como ellos, Ricky y Rudy son otros de los veteranos, también compañeros en este Mundial de China en el que la lectura y las series están siendo una de los principales entretenimientos de los jugadores de la selección.

Los Hernangómez, por ejemplo, tienen en la "Casa de Papel" uno de sus puntos en común. Uno, Juancho, porque ya la ha acabado y el otro, Willy, porque está en ello. En su caso, además, también el móvil ocupa un sitio protagonista y también la familia, pues sus padres han venido hasta China para acompañarles en este campeonato y no es raro verles compartir algún rato de ocio con ellos.

Claver y Ribas, compañeros en el Barcelona, también lo son de habitación en la selección. Son dos tipos tranquilos en la pista y también en la habitación, donde reina la paz la mayor parte del tiempo. Algo más movida es la vida en el cuarto de Oriola y Colom. El base, rapado total, se 'queja' por lo mucho que tarda el azulgrana en retocarse el flequillo cada mañana. También a él han venido a verle.

Como a Rabaseda, que comparte habitación con Beirán. Dos recién llegados que coincidirán a partir de esta temporada en el Herbalife Gran Canaria, que este verano se hizo con los servicios del Beirán. A buen seguro, este Mundial les va a servir para alcanzar una complicidad mayor de cara a la temporada.