Centenario a ritmo de estrella

Centenario a ritmo de estrella

POR EMILIO V. ESCUDERO | MADRID
Actualizado:

Marc Gasol está de aniversario. 100 partidos con la camiseta de los Grizzlies. Una cifra redonda a la que el español llegará esta noche en el Staples Center. Y lo hará de la mejor manera posible, firmando unos números de auténtica estrella (15,4 puntos, 10,8 rebotes y 1,6 tapones por partido), que le han puesto en el punto de mira de algunas de las franquicias más importantes de la liga. Atrás quedan los años de Instituto en Memphis, los duros inicios en el Barcelona y su arriesgada apuesta por el Akasvayu Gerona antes de aterrizar en la mejor liga del mundo.

9 de julio de 2008: Comienza la aventura. Después de ser elegido por los Lakers con el número 48 en el draft de 2007, el traspaso de su hermano a la franquicia de Los Ángeles da con sus huesos en Memphis. Una ciudad y un equipo que conocía de sobra después de haber vivido allí junto a su hermano Pau durante más de dos años. El mes de julio es testigo de su firma. Ya es oficialmente un «Grizzlie».

7 de octubre de 2008: debuta en Houston. Es el primer español que se estrena en la NBA en el quinteto titular. Juega más de veinte minutos, aunque se le nota un poco fuera de lugar (5 ptos. y 2 rebotes).

22 de diciembre de 2008: primer cara a cara con su hermano. El regreso del «hijo pródigo» a Memphis sirve para ver un emotivo encuentro entre los dos Gasol. El duelo familiar cae del lado de Pau, aunque Marc sigue su crecimiento personal, rozando los dobles dígitos (8 puntos y 7 rebotes).

13 de febrero de 2009: en la fiesta del «All Star». Su buen arranque de temporada le permite estar en el «Fin de Semana de las Estrellas» como uno de los titulares en el equipo de los novatos. Aunque pierden el partido contra los jugadores de segundo año, Marc acaba como máximo reboteador del partido (8 capturas) y anota 15 puntos.

4 de marzo de 2009: consagración ante los Clippers. Pocos días después de volver de Phoenix, el 33 de los Grizzlies visita el Staples Center, donde se queda a un paso de su primer triple-doble (20 puntos, 8 rebotes y 10 asistencias). Sólo tres días después logra su mejor marca anotadora en la NBA (30 puntos y 13 rebotes) ante los Sixers.

20 de septiembre de 2009: oro con España en el Europeo. Su gran alegría del año es la medalla de oro conseguida en Polonia y lograda después de una primera fase muy complicada en la que unas declaraciones suyas tras un fallo de Llull provocaron un terremoto en la selección.

27 de noviembre de 2009: regreso triunfal a Memphis. Con el oro colgado del cuello y mucho más maduro que hace un año, el arranque de temporada regular de Marc es, sencillamente, espectacular. Su actuación en Portland (19 puntos, 15 rebotes y 5 asistencias) son la mejor muestra de un rendimiento que le coloca cerca de estar en su segundo «All Star» consecutivo.