Argentina, el equipo que te saca de la pista «a leches»

D. PÉREZ/
Actualizado:

El torneo masculino de baloncesto llega a su segunda jornada, en la que España se medirá hoy (19 horas) a Argentina. Vistos los partidos ya disputados, los hombres de Pesquera pueden sentirse tranquilos: no aparece ningún rival más fuerte que ellos, aunque el técnico matiza: «Tampoco ninguno mucho más débil».

España celebró el triunfo ante China con una cena en la Casa España y los jugadores, agasajados por el «Txistu», han decidido «autoprimarse» cada vez que logren un triunfo. Parece que hay confianza en sus fuerzas porque ya han reservado mesa para esta noche después del enfrentamiento contra los «pibes» y nadie parece dispuesto a anular la mesa solicitada.

Para presentar a Argentina, subcampeona del mundo, lo mejor es utilizar las palabras de Felipe Reyes: «Una selección muy luchadora, un equipo completo, con muchos recursos técnicos y tácticos, repleto de muy buenas individualidades. Pero si queremos vencer habrá que parar su agresividad. Lo más importante es que no nos saquen del partido a «leches»».

Resulta un tanto abrupta la definición, pero no puede ser más real ni más clara. Los argentinos lo tienen todo: calidad individual, fuerza, técnica, intimidación, poder reboteador, tiro exterior... y, por encima de todo, un carácter eminentemente ganador, que multiplica su rendimiento. Su máxima podría responder al «todo vale, menos perder».

España afronta el reto, también en palabras de Felipe, «con la moral por las nubes». No es de extrañar. Lleva ocho partidos sin perder. Y una de esas victorias fue, precisamente, contra los suramericanos en el torneo de preparación de Vistalegre. El resultado final fue amplio (98-90), pero engañoso. Los españoles estuvieron durante casi todo el choque a remolque y sólo en el tramo postrero lograron dar la vuelta al marcador.

Precedente sin valor

Va a ser un encuentro complicado. Gasol entiende que «será el que marque un poco nuestro auténtico nivel». Nadie quiere utilizar la victoria del amistoso de Madrid como referencia: «No tiene nada que ver -asegura Chichi Creus-. Esto ya es la competición y, en todo caso de valer de algo sería como acicate para los argentinos, que son un grupo que no perdona una derrota y que buscara la venganza a toda costa».

Gasol, que afortunadamente no sufre ninguna rotura en su nariz, no es amigo de sutilezas cuando se trata de enfrentarse a los argentinos: «Si queremos ganarles, hay que salir a morir. Frente a ellos, además de jugar lo mejor posible, hay que echarle muchas ganas».

Como se ve, la clave, según los protagonistas, se centrará más en la testosterona que en cualquier otra cuestión. Y hablan los españoles con conocimiento de causa.