Baloncesto

Anicet Lavodrama, candidato a la alcaldía de Ferrol

El mítico jugador del OAR, irá como número uno en la lista de Sentimiento Ferrolano: «Necesitamos embellecer la ciudad»

Actualizado:

Anicet Lavodrama (República Centroafricana, 1963), legendario jugador del OAR Ferrol, será el candidato a la alcaldía de Ferrol por Sentimiento Ferrolano, un nuevo partido local que se presentó esta semana.

Lavodrama llegó a Ferrol en 1985. Había terminado su etapa universitaria en Houston, donde se había licenciado en Finanzas y Gestión Emrpesarial, y su intento por jugar en la NBA se frustraba tras ser elegido por Los Angeles Clippers en el puesto número 52 del draft, una posición demasiado baja para tener opciones. La opción de jugar en España era tentadora.

A Ferrol llega en noviembre para sustituir en el el equipo a su compatriota Terry Martin, y ya no se movió de allí en los siguientes diez años. Tras dos breves etapas en el Formum Filátelico y el Joventus Lavodrama se retira en 1996 con 344 partidos jugados en la ACB y unos números fantásticos: 13,4 puntos y 7,0 rebotes por partido.

Tras dejar el baloncesto se estableció en Ferrol, se casó con una ferrolana y tuvo dos hijos. Su interés por la política no es nuevo. Fue en las listas de Independientes por Ferrol tanto en 2007 como en 2011, y hace un año decidió inscribir un nuevo partido: Sentimiento ferrolano.

El propio Lavodrama ha dado las primeras claves de su programa en una publicación en el Facebook del nuevo partido político: «Hay que reinventar la base económica de la ciudad a partir de nuestra experiencia en campos como la ingeniería o la construcción naval o nuestra situación geográfica con un puerto exterior que debe de ser entrada y salida de comercio. Somos un destino idóneo para el turismo rural, gastronómico, cultural y deportivo, pero necesitamos embellecer la ciudad. En Bilbao, por ejemplo, el Nervión bajaba todo negro en un paisaje industrial, ahora ese entorno está embellecido y el Guggenheim le da carácter. Aquí no tenemos ni un hotel que dé a la ría y la ciudad crece de espaldas a su mayor riqueza, no está bien asfaltada y tiene pocas zonas verdes y demasiado cemento».