Griezmann y Juanfran, desolados tras la derrota
Griezmann y Juanfran, desolados tras la derrota - AFP

«Toca agachar la cabeza»

Simeone no pone excusas al desastre y asume que al Atlético le faltó intensidad

Actualizado:

La voz ronca de Simeone contrasta en la sala de prensa del Juventus Stadium con el tono cantarín a toda mecha de los italianos en el canal Sky. Pirlo, que nunca abandona esa pose hierática y de apariencia trascendental, habla de una lección táctica por parte de Massimiliano Allegri al Cholo Simeone. Se refiere a la participación de Bernardeschi y Cancelo por las bandas como surtidores de pases al área, casi siempre derrotando a Arias y Juanfran en los duelos directos. Cualquier análisis conduce a una conclusión. El Atlético estuvo irreconocible, demasiada voluntad defensiva y nula salida en ataque. Y la Juventus lo pasó por encima con Cristiano soberbio.

«Toca agachar la cabeza», resume Simeone con pocas ganas de hablar porque es noche de duelo en la Champions. No pone excusas, ni lanza llamaradas contra el árbitro ni busca justificar lo injustificable. Es lúcido en el análisis. «No ha sido decepcionante, no creo que haya sido falta de carácter, de trabajo o compromiso, nos superaron. Hay que felicitarlos. Nosotros intentamos no jugar el partido que jugamos, nos hubiese gustado tener más pasajes en su campo, buscamos lastimar al rival, pero no tuvimos juego y no merecimos pasar. No generamos lo que hay que generar para pasar la eliminatoria».

Cristiano Ronaldo habla a pie de campo y pasa como una flecha por la zona de prensa, sin más gestos ni polémicas gratuitas. «Para esto me han contratado. Ha sido una noche especial, no solo por los goles, sino por el equipo, por la mentalidad increíble, es así como debemos jugar siempre», analiza. «Yo hago mi trabajo, pero el equipo siempre ha respondido. Es una demostración para el futuro, ahora vamos paso a paso».

Los jugadores del Atlético asoman como sombras, destrozados la mayoría, con poca capacidad de análisis como en el caso de Griezmann. ««No hemos entrado en nuestro partido. Sabíamos que iba a ser difícil. Elegimos un mal día para cagarla», juzgó nada más terminar el choque. Su actuación personal dejó mucho que desear. El francés fue uno de los señalados en la noche oscura del Atlético. «En la ida puse el ritmo y la pausa, pero hoy no he entrado. A todos los niveles ellos han sido superiores, como nosotros lo fuimos en la ida. No nos pueden hacer un 3-0, sobre todo a nosotros. No ha sido nuestro día».

«Sin identidad»

En la búsqueda de argumentos para explicar el desastre, Simeone se echó la responsabilidad encima. «Tal vez fui yo el que no supe transmitir la necesidad de jugar con la intensidad que se precisaba».

Su colega Allegri dominó no solo la eliminatoria, sino el mensaje posterior. Dijo que su equipo había jugado con «brillantez e inteligencia». «Jugamos a toda velocidad, abrimos el campo y buscamos siempre los metros finales con el equilibrio de no descuidar en defensa. Lo tenía en la cabeza y sabía lo que debíamos hacer. Creo que hemos jugado con brillantes e inteligencia en el partido».

Tal vez el discurso más elocuente correspondió a Godín, el capitán del Atlético al que superó Cristiano Ronaldo desde todos los puntos de vista. «No pudimos encontrar circuitos para hacer daño. Defendimos, pero ellos encontraron los goles. No tuvimos respuestas ofensivamente para encontrar un gol que era lo que necesitábamos para la eliminatoria».

En la misma línea se expresó Juanfran, quien dijo que «teníamos un plan porque había que defender un resultado en la ida». Pero como al resto del equipo, al defensa le faltaron recursos para explicar en qué consistía el plan B.