Reuters
Atlético

Lemar convence en el descuento

Ha sido el futbolista más destacado en los últimos partidos del Atlético; Morata suma elogios desde su llegada

Actualizado:

La derrota del Atlético en el Camp Nou acabó con todas las opciones de que hubiera un final de Liga emocionante en la pelea por el título. Desde entonces, los rojiblancos han logrado un pleno de victorias, y contra todo pronóstico, de esta buena racha ha surgido un inesperado nombre propio: Thomas Lemar. El futbolista francés llegó en verano tras convertirse en el fichaje más caro de la historia del club, pero su rendimiento ha estado lejos de lo esperado. Aun así, la temporada de sinsabores que está cuajando parece vivir ahora un momento dulce tras encadenar varias actuaciones notables.

Ante el Eibar dio el primer golpe encima de la mesa. Con un Atlético buscando la victoria en Ipurua y chocando una y otra vez con la defensa rival, Lemar dispuso de media hora y la aprovechó anotando el gol que valió los tres puntos. Más recientemente fue titular contra el Valencia, y cuando se fue sustituido, el Metropolitano le despidió en pie y entre aplausos. Fue decisivo en la victoria: estuvo certero -42 pases precisos (el 87%)-, con presencia ofensiva -creó cuatro ocasiones-, personalidad defensiva -ganó siete duelos cuerpo a cuerpo- y asistió a Griezmann en el segundo gol.

Por todo ello, y aunque tarde, parece que es en las últimas fechas cuando Lemar está consiguiendo mostrar el talento que atesora en sus botas. En la previa del partido ante el Real Valladolid (Sábado, 16.15 h.), el futbolista ha reconocido que ha sido una temporada «un poquito complicada», aunque sigue con «ganas de darlo todo». Además, ha confesado que bajo las órdenes de Simeone se ha convertido en un «jugador más completo».

Su temporada se resume en 39 partidos disputados, 28 de ellos como titular, habiendo anotado tres goles y repartido cuatro asistencias. Pobre bagaje para un jugador que costó 70 millones y que ha llegado a desesperar a una afición que tenía depositadas muchas esperanzas en él.

Lemar es el último ejemplo del coste que tiene la enorme exigencia de Simeone y la dificultad en adaptarse a un esquema en el que todos trabajan y la intensidad no se negocia. Sin embargo, el argentino ha sabido reconocer la mejoría de su futbolista: «Estoy muy contento. Se está ocupando de querer mejorar. Tiene unas condiciones muy buenas, y una técnica sobre la velocidad que seguramente aprovecharemos en el futuro. Se ha preocupado mucho de ello y el trabajo le está pagando». Y por si hay alguna duda sobre su futuro, Lemar se encarga de disiparla: «Acabo de firmar por este club, ni siquiera pienso en salir por el momento».

Morata, el caso contrario

Si Lemar parece haber explotado tarde, Morata es el caso contrario. Su pasado en el Real Madrid despertó algunas suspicacias en la afición del Atlético, pero unos pocos meses después nadie duda del acierto de su fichaje. El delantero ha jugado 14 partidos, habiendo anotado seis goles y dado una asistencia. Pese a haber aterrizado en el equipo en enero, ya es el segundo máximo goleador, mejorando sus registros en la Juventus y en el Chelsea. Al igual que con Lemar, la parroquia del Metropolitano le brindó una sonora ovación cuando fue sustituido en el partido ante el Valencia.

Contra el Real Valladolid ambos futbolistas tendrán una nueva oportunidad de demostrar el buen momento de forma en el que se encuentran. Además, una victoria aseguraría prácticamente el subcampeonato al Atlético, toda vez que ahora mismo aventajan al Real Madrid en seis puntos. Enfrente tratará de evitarlo un equipo a un punto del descenso y que una derrota dejaría en una situación más comprometida de la que ya está.