Vídeo: Trippier se incorpora a los entrenamientos del Atlético
Mercado de fichajes

Así juega Trippier, el lateral que quería ser como Beckham

El nuevo futbolista del Atlético creció imitando a su compatriota, con el que comparte una pierna diestra prodigiosa

MadridActualizado:

El Atlético hizo oficial en la tarde de ayer el fichaje del segundo futbolista inglés de su historia. Han pasado casi cien años desde que Drinkwater ocupara la delantera rojiblanca.Kieran Trippier coge su testigo y firma para las próximas tres temporadas. El lateral derecho llega procedente del Tottenham, equipo con el que ha sido subcampeón de la Champions esta temporada y donde era titular habitual. El precio de la operación podría rondar los 30 millones. A sus 28 años -cumple 29 en septiembre-, el futbolista, natural de Bury, acepta el reto de la Liga. Ante sí tendrá la dificultad doble de adaptarse a España, algo siempre complicado entre sus compatriotas, y hacerlo al «cholismo», ardua tarea para todos aquellos que se someten a su método.

La carrera de Trippier comenzó en las categorías inferiores del Manchester City. Fue allí donde dio sus primeras patadas a un balón, si bien lo hacía mirando de reojo al club vecino. El motivo era que en el Manchester United, por aquel entonces, militaba un tal David Beckham, ídolo y referente del ahora futbolista del Atlético: «Solía ver a Beckham y también a Pirlo. Tenían una derecha sublime. Pero a Beckham es a quien más admiraba por su técnica». Tanto les vio que terminó aprendiendo de ellos y fue moldeando una pierna diestra envidiable.

Así, Simeone contará en su plantilla con un lateral con un guante en su pierna derecha. No solo ha sido el encargado en el Tottenham y en la selección de Inglaterra de ejecutar las jugada a balón parado, sino que ha hecho de sus internadas un auténtico dolor de cabeza para las defensas rivales. Su gran recorrido y su golpeo de balón son sus dos principales armas ofensivas. Será el aspecto defensivo el que más tendrá que pulir, toda vez que este aspecto es innegociable en el Atlético.

El mejor ejemplo de lo que puede dar de sí Trippier fue el Mundial de Rusia, donde se convirtió en uno de los futbolistas más destacados de su país. «Su calidad es impresionante. Su golpeo a balón parado es muy bueno, pero también sus centros cuando llega al área rival», dijo entonces su seleccionador Southgate. Contra Croacia anotó un golazo de falta que mantuvo vivas las esperanzas de los suyos, si bien el partido terminó suponiendo a la postre la despedida de la competición.

Defensa cerrada

Tras toda una vida en el fútbol británico, Trippier acepta el reto español. Con el City no llegó a tener la oportunidad de demostrar su valía y fue en el Burnley, tras jugar en el modesto Barsley, donde empezó a despuntar. Primero en la Championship y luego en la Premier. Tanto fue así que en 2015 el Tottenham se lanzó a su contratación, convirtiéndose Pochettino en su principal valedor: «Kieran es uno de los mejores jugadores de la liga y se merece todo el crédito. Asiste, crea juego y es uno de los mejores en los cruces», dijo.

Cuatro años después llega al Atlético. Trippier tendrá que hacer olvidar a Juanfran, quien se convirtió en un icono del club en los últimos tiempos. Además tendrá la dura competencia de Arias, un futbolista que mostró una gran versión en algunos tramos de la temporada pasada. Junto a Mario Hermoso, fichado a falta de oficialidad, cerrará una defensa que en mayo parecía completamente demolida. La reconstrucción ha terminado y Simeone ya tiene de nuevo a su muro de contención.