Atlético de Madrid

Costa provoca un terremoto en el Atlético

Se negó a entrenar ayer, enfadado por una multa de la directiva, y hoy se sabrá si alarga su pulso con el club

Actualizado:

Aparentemente, Diego Costa llegó ayer a las instalaciones del Atlético de Madrid como si fuera un día cualquiera. Una jornada de entrenamiento más, aunque esta vez escondía un terremoto inesperado para el club. Porque el brasileño acudió con la decisión tomada de no salir al césped junto al resto de sus compañeros en represalia por el expediente sancionador abierto por el club el día anterior. Actitud que pilló a todos por sorpresa y que anticipa un final de temporada turbulento para el brasileño en el Atlético de Madrid.

Las alarmas se encendieron cuando comenzaron a aparecer todos los jugadores en el campo de entrenamiento y entre ellos no estaba Costa. Al ariete de la selección se le había visto entrar en la ciudad deportiva, así que lo primero que se pensó es que tenía algún problema físico. Un extremo que descartó poco después el club, sin dar más explicaciones a la ausencia del jugador.

La rebeldía de Costa tendría su origen en el expediente que el Atlético le abrió el miércoles tras la sanción impuesta por el Comité de Competición. Apesar de haberle defendido en público, el club cree que los insultos del jugador al árbitro durante el choque ante el Barcelona, patentes en las imágenes de televisión, han provocado un perjuicio evidente en el equipo. Por eso, optó por sancionarle siguiendo el reglamento interno, incluyendo una fuerte multa económica.

Citado para entrenar hoy

El castigo no gustó nada al brasileño, que entiende que el club no ha hecho todo lo posible para evitar la dura sanción de ocho partidos del Comité. Enfado de Costa a pesar de que Simeone ha salido varias veces ante los medios defendiéndole. La última, esta misma semana, en una entrevista publicada en «Goal.com» en la que alababa al brasileño a pesar de sus errores. «Nos hizo sufrir un partido ante el Barcelona cuando necesitábamos sus características, pero yo no soy de los entrenadores que a partir de un episodio genere sensaciones negativas. Yo valoro el todo y con Costa hay más positivo que negativo», señalaba el argentino, que ayer no pudo convencer al delantero para que saliera al campo con el resto de sus compañeros.

El desplante de Costa puede acarrearle una nueva sanción del club, aunque no será hasta hoy cuando se compruebe si el brasileño alarga su pulso. La plantilla está citada esta mañana a las 11.00 horas para el último entrenamiento antes de viajar a Éibar, donde mañana se medirán al conjunto vasco (16.15 horas). Costa debería ser uno más en el césped aunque no pueda entrar en la lista de convocados por sanción. Será el momento de comprobar si su enfado sigue vivo.

Más cerca del adiós

La rebeldía del delantero ha abierto un nuevo frente dentro de la directiva rojiblanca, donde hay un sector que vería con buenos ojos la salida del jugador. Desde su regreso, Costa no ha sido el ariete infablible de antes de su marcha al Chelsea y su participación en el equipo ha estado casi siempre envuelta en la polémica y la falta de rendimiento.

Simeone, su principal valedor, ha encontrado en álvaro Morata un recambio de garantías. De hecho, la pareja formada por el madrileño y Griezmann ha sido la que más alegrías le ha dado al Atlético esta temporada y ambos parten con ventaja para la titularidad del próximo año. Costa, que tiene contrato hasta 2021, podría buscar entonces una salida este mismo verano.