Atlético de Madrid

La chirigota que homenajea al Calderón y emociona a los atléticos

La Chirigota El Pellizco, de la localidad madrileña de Valdemoro, arrasa en las redes con su pasodoble de despedida al antiguo estadio rojiblanco

Actualizado:

La chirigota El Pellizco aún no sale de su asombro por el extraordinario éxito alcanzado por una de sus letras. El vídeo de su pasodoble «Ya nunca veré más goles», donde homenajean al Vicente Calderón, superaba este fin de semana las 80.000 visitas y recibía unánimes elogios por parte de la afición del Atlético de Madrid.

Creada por Juanjo García para el repertorio de la chirigota con vistas al Carnaval de este 2018, la canción es un sentido canto de despedida en primera persona del estadio que durante los últimos 50 años acogió los partidos del Atlético. Y a la vez, un legado para lo que debe ser y hacer sentir el nuevo Wanda Metropolitano.

Esta es la letra completa del pasodoble «Ya nunca veré más goles»:

Ya nunca veré más goles

mis luces ya se apagaron

ya no se oyen sus canciones

ni el grito de campeones

por mí no ruedan balones

ay qué solo me han dejado.

Los que tanto me querían

de mi pronto se olvidaron

ya no quieren na conmigo, ahora todos van contigo

Van pal Metropolitano.

Ya no acampa ningún indio a la verita del rio

y el “poblao” han “recogío” para no volver jamás.

Sé que muy prontito a mí me derrumbarán

pondrán un jardín bonito y una placa que dirá

aquí estuvo el calderón, casa de los sufridores.

Y aunque yo me muera de envidia lo comprendo en realidad

y antes que sea mi sepelio te quisiera regalar

los valores que tu abuelo a mí me diera

y por bandera los puedas llevar.

Júrame por tu vida que la bandera,

siempre estará presente en cada rincón, júralo por Dios

Que pa eso eres colchonero

Ten los brazos abiertos “pa” los de fuera,

Luce siempre bonito “pa” ser orgullo de la afición

Y envidia del mundo entero.

Ahora que eres el templo de esta bella Religión

Vuélvete loco “perdío” de este escudo, esta pasión.

Y aunque los celos me carcoman sabe Dios

Que por dentro estoy gritando, como no

Viva el Wanda, viva el Metropolitano

Aquí se despide “pa” siempre el Vicente Calderón

Venga mi niño que el Aleti es lo primero

siempre primero

y da por el tu alma y tu corazón

como lo hicimos tu padre y tu abuelo.