Jan Oblak
Jan Oblak - EFE
Atlético de Madrid

Atlético y Benfica: 239 millones de euros en traspasos

La relación entre los clubes lisboeta y madrileño es la más sólida de la historia del fútbol

Actualizado:

La relación entre el Atlético de Madrid y el Benfica es la más sólida de la historia del fútbol. El equipo lisboeta es el mayor vivero de jugadores para el conjunto rojiblanco y ambos se nutren de esta buenísima compenetración. Con las últimas incorporaciones de Ivan Saponjic y Joao Félix a las filas del ejército de Simeone, el flujo de transferencias y cesiones entre ambos clubes se eleva a la friolera de 239 millones de euros.

Nico Gaitán fue el antecesor de estos dos últimos. En la temporada 2016-17 el Atlético pagó por el argentino 25 millones de euros. No despuntó, pero sirvió para dejar constancia de la fructífera relación que ambos equipos siguen manteniendo a día de hoy.

Ya en 1993, la emblemática figura del rojiblanco Paulo Futre, decidió marcharse al Benfica y el conjunto luso dejó en las arcas del Atlético 3,6 millones de euros (600 millones de las antiguas pesetas). Seis años después lo haría el también portugués Hugo Leal, pero al revés, pues llegó libre al Atlético de Madrid donde se quedó hasta 2021.

Atlético-Betis (1998)
Atlético-Betis (1998) - Ignacio Gil

El fichaje de Simao en la temporada 2007-08 supuso otro gran impulso económico y social en la relación Atlético-Benfica. El capitán portugués llegó al conjunto colchonero por un valor de 20 millones y fue el mayor desembolso de la historia del Atlético de Madrid. Cosechó 32 goles en sus 171 partidos y conquistó una Europa League y una Supercopa de Europa a las órdenes de Quique Sánchez Flores.

A partir de ese momento, la lista de traspasos de jugadores entre ambos clubes empezó a crecer y en ella aparecieron los nombres de futbolistas como Pizzi, Salvio, Sílvio, Raúl Jiménez, Reyes, Siqueira o Roberto Jiménez.

Joao Félix
Joao Félix - REUTERS

Otra de las grandes incorporaciones a la nave rojiblanca procedente del Benfica fue la de Jan Oblak. Por el guardameta se pagaron 16 millones de euros, una cantidad que en su día pareció excesiva y que hoy resulta casi cómica.

Más reciente es el fichaje del serbio Ivan Saponjic, que suma medio millón de euros más a las arcas del conjunto de Portugal. Sin embargo, el momento cumbre de la relación entre el Atlético y el Benfica llegó con el fichaje de Joao Félix, el más caro de la historia del club colchonero y con el que se afianza, aún más, esta correspondencia.