AtléticoUna columna vertebral con pasado madridista

Mario Hermoso se convierte en el octavo fichaje del Atlético y será el cuarto futbolista de la plantilla que ha jugado en el Real Madrid

MadridActualizado:

El fichaje de Mario Hermoso fue anunciado una hora antes de que se produjera su presentación con el Atlético. Después de una negociación dilatada en el tiempo, había prisa por verle con su nueva camiseta. El defensa llega del Espanyol a cambio de 25 millones -cuatro más en variables-, vestirá el dorsal 22 y firma por cinco temporadas. Su turno en el estrado llegó tras el de Trippier, fichaje del pasado miércoles. Hermoso lució una sonrisa en un estreno en el que fue preguntado por su etapa en el Real Madrid: «Uno no puede borrar su pasado», respondió, de forma muy similar a como lo hicieron Llorente y Morata antes. Se suma así a la lista compuesta por estos dos y Adán, los otros que saben lo que es vestir de blanco.

Y es que la columna vertebral rojiblanca pasa ahora a estar copada de exmadridistas. Serán cuatro canteranos del Real Madrid por tres del Atlético: Thomas, Koke y Saúl. Su misión, como la de otros antes, será convencer a su nueva afición, antaño rival. A excepción de Adán, condenado a vivir a la sombra de Oblak, los otros tres tienen visos de ser titulares. Morata parte con ventaja, una vez se ganó el cariño del Metropolitano y el respeto de su entrenador la pasada temporada. Los otros tendrán que luchar por un hueco. La lista de antiguos vecinos, sin embargo, podría extenderse.

La guinda es James

El proyecto ilusionante armado en las últimas semanas echa en falta una pieza. Y la guinda también podría llegar desde el Santiago Bernabéu. El Atlético ve en James al broche de oro. Las negociaciones existen. Las dificultades en el trasvase entre ambos clubes, principalmente rumbo al Real Madrid, se han ido diluyendo con el tiempo. Con Theo se rompió el «pacto de no agresión», y desde entonces, el Atlético no es tan reacio a sentarse con el vecino. La operación podría superar los 50 millones. Para acometerla primero habría que aligerar la nave, siendo Correa y Kalinic los favoritos para marcharse.

Antes de aterrizar en la cantera del Real Madrid en 2006, Hermoso daba patadas al balón en el barrio que le vio crecer, Ciudad Lineal, entre medias del Santiago Bernabéu y el Metropolitano. Fue en la Escuela de Fútbol de la Concepción desde donde dio el salto a La Fábrica. Ya en las categorías inferiores se fue haciendo un nombre hasta su cesión al Real Valladolid. Minutos para crecer. En su vuelta al Castilla en 2015 fue el capitán y líder de la zaga. El Espanyol, en 2017, le fichó por 400.000 euros. Y de blanquiazul ha terminado de explotar. Este verano vuelve a casa, a la capital: «Es una oportunidad única para crecer en mi carrera deportiva y de volver a mi ciudad. Estoy encantado y deseando empezar con el equipo». Era uno de los deseos de Simeone.

Hermoso, perfil Lucas

Su verdadera irrupción se ha producido en el último año. En su temporada de estreno con Quique Sánchez Flores no gozó de la regularidad necesaria, algo que sí ha hecho con Rubi. Este año ha jugado 59 partidos y ha anotado 4 goles. Hermoso es un futbolista rápido, solvente por arriba, con anticipación y buena salida de balón. El Espanyol trató de aferrarse a su cláusula para evitar su venta, pero la voluntad del futbolista de vestir de rojiblanco y el hecho de que terminara contrato en 2020 han decantado la operación.

Hermoso es el cuarto refuerzo para la defensa del Atlético tras Lodi, Felipe y Trippier, por los que se ha desembolsado 87 millones. Solo por Lucas se han ingresado 80 del Bayern Múnich. Sus cualidades le convierten en el relevo perfecto del francés. Aunque se ha desempeñado sobre todo de central zurdo, un perfil que escasea, también puede hacerlo de lateral izquierdo. Su polivalencia, como pasaba con Lucas, le convierte en un gran activo para Simeone. De su pasado de extremo conserva un buen toque de balón y un carácter ofensivo. A semejanza de su referente Sergio Ramos, Hermoso espera convertirse en uno de los defensas estrella de la Liga y de la selección española, debutante con Luis Enrique.

La última parada en su camino es el Metropolitano. Antes, hace escasos meses, estuvo cerca de bajarse en el Bernabéu. El gran rendimiento en el Espanyol llamó la atención de la dirección deportiva del Real Madrid, que se planteó ejercer la opción de recompra de 7,5 millones. No se decidieron y seis meses después no jugará en el Paseo de la Castellana, sino en la avenida Luis Aragonés. A finales de 2018 le llegó la recompensa de la llamada de la selección y este verano le ha tocado el boleto de jugar la Champions, el premio que con más ansias persigue el Atlético.