Silva, el genio se ha hecho líder
Silva celebra su gol a Venezuela - REUTERS
SELECCIÓN ESPAÑOLA

Silva, el genio se ha hecho líder

Sus paredes, sus triangulaciones y sus remates levantaron al público de los asientos. La Premier le ha curtido

Actualizado:

Algunos científicos canarios querían investigar las razones genealógicas y fisiológicas por las que Arguineguín fabricaba jugadores tan geniales como Juan Carlos Valerón, nacido en 1975, y David Silva, que vino al mundo en 1986 para tocar el balón como nadie. Los vecinos de la localidad manifestaron que lo que debían analizar eran las condiciones ambientales por las que surgían futbolistas con tanto arte en la cabeza. El canario siempre destacó por su técnica exquisita. La diferencia es que Silva ha inyectado en esa calidad una velocidad de decisión que no tenían Germán, Guedes ni los dos Gilbertos, I y II, estandartes de los años sesenta y setenta. «El Chino», como le llaman desde que era pequeño y les regateaba a todos, se ha convertido en el líder de la campeona del mundo. Sus pases, su visión, sus diagonales, sus taconazos y su forma de rematar dejan anodadados a los rivales y a los propios compañeros. «Es una delicia jugar al lado de él», dice Xabi Alonso. En Málaga dio un espectáculo.

Fue tal la exhibición del canario que la afición malacitana cantó «ole, ole» en su honor. Le hizo la ola. Se arrodilló ante la lección magistral de David. Cada toque de balón era un acción con sentido. Cuando lo recibe, busca inmediatamente la pared o la triangulación. Esa rapidez mental es vertiginosa. Y el ritmo de la Liga inglesa le ha imbuido de un carácter competitivo que le ha transformado en el futbolista total.

El madridismo le quiere

Hace medio año se quejaba. Consideraba que debía recibir más minutos en el equipo español. A Del Bosque no le molestó. Sabía que los apoderados ejercen presión y los futbolistas caen a veces en la precipitación de expresar su egoísmo. Al seleccionador, incluso, le agradó que un jugador planteara esa apuesta. Significaba que estaba confiado en sus posibilidades. Era cierto. Disfrutaba el mejor momento de su carrera y necesitaba demostrarlo todavía más en España. En el Manchester City ya daba exhibiciones todas las semanas.

Del Bosque le sacó entonces como titular y el canario conquistó a todos. Es el jefe del juego ofensivo de un equipo que rota el balón con magos como Xavi, Iniesta, Xabi y Cesc. El mérito de Silva es que su clase destaca entre tantos estilistas. Solo Iniesta compite en brillantez con él. El lucimiento de David es excelso. Venezuela se desesperó. No supo cómo pararle. El jugador del Manchester City no paró de buscar la jugada. Ahogó a la defensa enemiga con tanta creatividad. Su gol supuso el colofón a un estado sobrenatural.

El madridismo lamenta que su club no contratara al «Chino» en el verano de 2010. El adiós de Pellegrini y la llegada de Mourinho dejó en la recámara una oferta que el Valencia tenía encima de su mesa. El Madrid no continuó la negociación y el Manchester City acordó su traspaso por 28 millones de euros. Ahora, la afición blanca desea que Florentino Pérez vuelva a la carga y fiche al centrocampista.

Soldado: «Un gran sueño»

Una pared entre Silva y Cesc permitió a Soldado inaugurar su marcador con España en este reestreno con el equipo nacional. El valenciano vivió una noche inolvidable. Marcó tres goles en su tercer partido con España. Pudo anotar un cuarto, en una pena máxima que detuvo Hernández. «Es un gran sueño volver de esta manera a la selección, pero tenía que haber metido el penalti». Su meta es disputar la Eurocopa: «Quedan tres meses de competición y eso es lo que marcará si puedo estar o no». Muniain fue el vigésimo segundo jugador que debutaba con Del Bosque: «El “míster” me dijo que jugara como lo hacía en mi club». Así lo hacen todos, con desparpajo. Esta España mantiene el arte que la ha catapultado al liderazgo universal. Silva es el director de la orquesta más fina del planeta.