«No quieren que vaya a los Juegos»
ATLETISMO

«No quieren que vaya a los Juegos»

El TAS podría obligar a Paquillo Fernández a cumplir el año de sanción que le fue perdonado por colaborar con la justicia

M. Á. BARROSO
MADRID Actualizado:

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) tiene la llave sobre el futuro del marchador Paquillo Fernández, una de las caras más visibles de la Operación Grial contra el dopaje en el deporte realizada por la Guardia Civil en el segundo semestre de 2009. Los agentes encontraron EPO en la nevera del atleta granadino cuando registraron su domicilio. Paquillo se enfrentaba a una sanción de dos años sin competir, pero la Ley Antidopaje contempla la posibilidad de dejar en la mitad el periodo de suspensión si se demuestra colaboración con la justicia. Paquillo se acogió a esta medida y pudo regresar a principios de 2011, ganando el Campeonato de España. Sin embargo, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) consideró que aquella colaboración no había tenido el impacto deseado en la desarticulación de la trama de dopaje y recurrió ante el TAS la rebaja de la pena.

«Parece que no quieren que vaya a los Juegos Olímpicos», señala Paquillo a ABC. «No se me ocurre otra explicación a lo que está pasando. Es todo bastante chapucero. En su día declaré ante el juez y la Guardia Civil todo lo que sabía; confesé la compra de sustancias, pero nunca llegué a consumirlas. Jamás he dado positivo en un control antidopaje. Presenté un informe policial favorable a la Federación Española de Atletismo, que lo elevó a la IAAF. Si entonces les pareció bien, ¿por qué lo revisan ahora? Si no hubiera colaborado a estas alturas ya habría cumplido la sanción completa; sin embargo, casi tres años después de que empezara todo, todavía pesa sobre mí la amenaza de suspensión. No tiene sentido».

La respuesta, este lunes

Su abogado, José Rodríguez, ha presentado las alegaciones esta semana. El lunes próximo habrá respuesta del TAS. El procedimiento no tiene nada que ver con el del caso Contador. No es necesaria la presencia del deportista en Lausana (Suiza), donde está la sede del tribunal, y será un juez único el que tome la decisión. La Asociación Internacional considera que la reducción de la sanción se realizó de forma poco rigurosa, casi como una mera formalidad, y que Paquillo no cooperó con este organismo. El atleta tiene que estar, además, disponible para cualquier requerimiento informativo del Grupo de Revisión del Dopaje de la IAAF.

«La ley y el reglamento de la IAAF no hacen distingos: dicen que la colaboración puede ser con las autoridades internacionales o nacionales —policiales y judiciales—», señala José Rodríguez. «Así que si se aplican sus propias normas, esto tiene que salir bien. En caso contrario se cargarán la cooperación de los deportistas en el futuro, porque se demostrará que no sirve de nada».

«No he llegado a aborrecer mi profesión, pero sí tengo dudas de que todo esto merezca la pena», añade el atleta. El título nacional que logró el 6 de marzo de 2011 en Benicàssim, en su reaparición, en la prueba de 20 kilómetros marcha le da derecho a participar en esta disciplina en los Juegos de Londres. Desde el Mundial de Daegu arrastra problemas físicos y no ha podido preparar el Campeonato de España que se celebra el próximo domingo en Pontevedra, donde aspiraba a conseguir la mínima en los 50 kilómetros. Hay otra opción: conseguir la marca en la Copa del Mundo de Marcha que se disputará en Saransk (Rusia) en mayo, pero para ello tendría que ser seleccionado por la Federación. En realidad, todo esto son cuentos de la lechera hasta la próxima semana, cuando el TAS dicte sentencia.