Nadal recupera la confianza
TENIS — US Open

Nadal recupera la confianza

El balear venció cómodo a Mahut, que se retiró lesionado cuando perdía los dos primeros sets

LUIS ARECHEDERRA
Actualizado:

Después de sufrir en la victoria del primer partido contra Andrey Golubev, Rafael Nadal afrontaba un reto importante para medir su confianza: vencer a Nicolas Mahut, un buen tenista que le había ganado en el único enfrentamiento entre ambos. El tenista balear respondió con creces y obtuvo una victoria cómoda, tras ganar las dos primeras mangas por 6-2 y 6-2, y ante la retirada de Mahut en el inicio del tercer set.

Mahut acusó durante todo el partido molestias en la zona abdominal, lo que le impidió ajustar su primer servicio. Y así, el tenista francés perdió su única arma: la estrategia de saque y volea en puntos rápidos. Solo le quedó arriesgar en sus golpes. Enfrente, Rafa Nadal recuperó la confianza y golpeó desde el fondo de pista, pasando al francés entre passings y reveses cruzados.

El manacorense demostró un alto nivel de juego desde el comienzo del partido, y eso mejoró su confianza. En el segundo set, Nadal afrontó momentos delicados perdiendo 2-1 y fue capaz de levantar dos bolas de break. Desde ese momento, su buen primer saque y juego de fondo hicieron el resto. Cuando la victoria estaba encarrilada, Mahut decidió retirarse ante la persistencia de las molestias. Rafa Nadal, venció, convenció y pasó a tercera ronda, donde se enfrentará ante el argentino Nalbandian, que venció al croata Ljubicic.

En el día de ayer, Juan Carlos Ferrero recuperó la gloria de tiempos pasados, después del camino tormentoso entre lesiones y diagnósticos deprimentes. Hoy es el 105 del mundo, cuestionada su continuidad en el circuito después de tantos partes médicos, y el mundo del tenis se congratula de verle en los resúmenes después de derrotar a Gael Monfils en la segunda ronda del US Open después de un partido soberbio que se alargó hasta las casi cinco horas. Orgullo de número uno, condición que perdurará siempre y con la que afronta su duelo de hoy ante Marcel Granollers. El premio es una butaca en octavos de final, vida hasta la segunda semana del último Grand Slam del curso.

Sucede en un torneo de abandonos que ofrece una oportunidad a los que fueron grandes como Ferrero. Aquí, Juan Martín del Potro conquistó el cielo hace dos años y se familiariza con el cemento que le dio la gloria. Sin apuros, superó ayer a su compatriota Diego Junqueira por 6-2, 6-1 y 7-5, tras 2 horas y 11 minutos de partido, y se planta en tercera ronda, cada día más convencido de sus posibilidades. Del Potro vislumbra el horizonte entre martillazos y alegrías a la espera de un pulso realmente serio.