El Madrid se dosifica

Ganó al Gran Canaria con el freno echado pensando en el partido crucial de Euroliga

MADRID Actualizado:

El choque comenzó con fiesta, con Felipe Reyes ofreciendo a la afición el trofeo de Copa conseguido en Barcelona hace una semana. Este tipo de celebraciones previas suele ser contraproducente, pero el Real Madrid tenía claro que ayer había que resolver por la vía rápida para no desperdiciar energías.

Con el decisivo partido de Euroliga ante el Montepaschi en el horizonte, el duelo contra en Gran Canaria aparecía ayer como una piedra en el camino. Un estorbo en medio del destino que se conocerá el próximo jueves. Ahí espera la gloria o el fracaso.

Conscientes del reto que supone ir a ganar a Siena, los de Laso procuraron reservar fuerzas ayer. El técnico repartió los minutos más que nunca. Rotó y manejó a sus jugadores en función de un resultado que siempre fue favorable. Apoyados en un Llull que sigue en racha, los blancos fueron amasando una ventaja que llegó a ser de 14 puntos al descanso, pero que se quedó en cuatro puntos (56-52) mediado el tercer periodo. Ahí surgió Carroll, como hiciera en la final de Barcelona, para rescatar a su equipo y evitar sofocos posteriores.

Liderato azulgrana

El triunfo deja al Real Madrid segundo, ya que el Barcelona Regal no falló en su enfrentamiento con el Mad-Croc Fuenlabrada. Mientras, en San Sebastián, Jimmy Baron dejó al CAI con la miel en los labios tras un triple sobre la bocina que dejó el triunfo en el casillero del Lagun Aro, mientras que Brad Oleson también anotó en el último segundo del partido para darle la victoria al Caja Laboral frente al colista, Blancos de Rueda Valladolid.