300 futbolistas que no cobran amenazan con parar la Liga
LIGA BBVA

300 futbolistas que no cobran amenazan con parar la Liga

Los internacionales están con la mayoría si se vota hacer huelga, y el fútbol no empezaría el 20 de agosto

MADRID Actualizado:

La Copa del Mundo ganada hace un año refleja las luces de calidad de nuestro fútbol. Las sombras de nuestro balompié no otorgan título. Ni ganador. Son muchos los jugadores que las sufren. Demasiados. La huelga ya no es una amenaza verbal. La Asociación de Futbolistas Españoles no ha querido pronunciar la palabra, pero las denuncias por impago que recibe en su sede hacen temer lo peor. Los informes de Primera y de Segunda delatan que ahora mismo hay casi 300 jugadores, que formarían doce plantillas de las cuarenta y dos que hay en las dos divisiones, que temen no ser pagados en julio. Otros cuatrocientos esperan encontrar soluciones en las próximas semanas. Luis Manuel Rubiales, presidente del sindicato, ha expuesto la realidad de forma clara: «Todos los vestuarios saben que la competición no va a empezar si no hay una solución». El estreno del campeonato 2011-12, el 20 de agosto, está en vilo. Trece integrantes del Conquense presentaron ayer ante la AFE las últimas denuncias por impago.

El sindicato no va a ceder más. Hoy no hay convenio colectivo vigente con la Liga Profesional. Se ha comenzado a negociar ahora. No hay garantías de cobro. Y el Zaragoza es el sexto club que esta temporada se acoge a la Ley Concursal, la triquiñuela legal para no abonar deudas y evitar el descenso. Con la inclusión del aragonés son veintiuno los equipos de nuestro país que han solicitado un recurso que en el resto de Europa solo ha utilizado una entidad, el Portsmouth inglés, en 2010. Un hecho que argumenta la denuncia de la AFE: quiere negociar con la patronal el fin de las declaraciones de quiebra. Es una de sus cinco peticiones. Las otras son: descenso inmediato para quien no pague a final de temporada; fondo de garantía salarial; fondo de garantía de los equipos en proceso concursal; y convenio colectivo «decente». El acuerdo se augura complicado.

El Zaragoza, con números rojos de 110 millones, acaba de solicitar la salvación judicial para reducir los pagos a la mitad y extenderlos durante cinco años. Hércules y Rayo se encuentran en la fase preconcursal. Los jugadores del conjunto madrileño denuncian actualmente ante la Justicia el dinero que les adeudan. Su presidente, Martín Presa, afirma que pagará «los contratos federativos» el 30 de junio. Si hay contratos «B», en negro, nunca se cobrarán.

El Hércules, por tercera vez

El Hércules recurre al Concurso de Acreedores por tercera vez. Es un abuso. El siguiente que piensa agarrarse a esta ley es el Tenerife. La declaración de quiebra es muy rentable. El promedio de abono de los equipos que se apuntaron a la Ley Concursal desde que Las Palmas inauguró esta veta en 2004 es del 40 por ciento de las deudas. El juez Juan José Cobo Plana redujo entonces los débitos de los canarios de 66 millones a 21. Antes, los futbolistas percibían el resto de su ficha del fondo de garantía. Ahora no existe, porque no hay convenio.

Los internacionales de Vicente del Bosque conocen la situación y están de acuerdo con sus compañeros. «Haremos lo que decida la mayoría», comentó Cazorla en esta última gira.

Los clubes bien dirigidos también critican la argucia de la quiebra. Fernando Roig, presidente del Villarreal, ha dado en la diana: «No hay derecho a que descienda un club que no despilfarra y gestiona bien, mientras otro que comete despilfarro se salva y luego no paga». Villarreal y Getafe lideran un frente, al que se han sumado Osasuna, Numancia y Huesca, que exige a la Liga que imponga disciplina económica. Trescientos jugadores que temen no cobrar les apoyan.