Las flechas, para Manzano
La grada del Calderón recibió de uñas a Gregorio Manzano desde el primer minuto - EFE

Las flechas, para Manzano

La flojera del Atlético se concentra en una sinfonía de críticas hacia su técnico, confirmado solo hasta Navidad

JOSÉ CARLOS J. CARABIAS
MADRID Actualizado:

El desastre de Cornellá, el peor Atlético del curso como peor equipo visitante de Europa, dirige las lanzas en exclusiva hacia Gregorio Manzano. La tradicional desilusión rojiblanca a estas alturas de temporada se concentra, una vez más, en el inquilino del banquillo. Toca Manzano, como en los últimos tiempos han sido Quique Flores, Abel, Aguirre —el que más tiempo tuvo, tres años—, Pepe Murcia, Bianchi, Ferrando o, en el regreso al futuro, el propio Manzano, destituido ya en 2004. Más parches para la ausencia de proyecto. La partitura, ayer, fue la rutinaria de cara a la galería. Reunión en el vestuario entre el entrenador y los jugadores para «analizar la derrota» y reunión en las oficinas de Gil Marín con Caminero, director deportivo, y Aguilera, responsable de la cantera. La respuesta oficial fue que el técnico seguirá los tres próximos partidos (Rennes, Betis y Albacete), aunque el asunto suene a decisión tomada y la realidad apunte a otros frentes.

Desastre defensivo.La debilidad defensiva del Atlético resulta escandalosa. Frente al Español sucedió lo de casi siempre. Zagueros que no intimidan ni se anticipan y, que en el colmo de la desidia, no meten el pie y conceden segundas, terceras y hasta cuartas oportunidades (como en el cuatro gol). Manzano eligió esta vez a Miranda y Godín como pareja de centrales y el naufragio fue total. La política de rotar a todo el equipo no cuadra, sin embargo, para Mario Suárez y Gabi, indiscutibles para Manzano. Los tres comparten el mismo representante, Manuel García Quilón.

El peor visitante.El Atlético es el peor visitante de España y de Europa. Lejos del calor del Vicente Calderón, funciona como un alfeñique. En la Liga no ha vencido a domicilio esta temporada y ya acumula unas cifras inquietantes. Seis derrotas (Valencia, Barcelona, Athletic de Bilbao, Getafe, Real Madrid y Español) y un empate sin goles en Granada. Ha recibido 20 goles (solo tres menos que Osasuna, el peor de la Liga en este apartado) y ha marcado cinco. Rompió la tendencia en Escocia, en el legendario estadio del Celtic, aunque para los obsesos de la estadística, sucedió en otro torneo, la Liga Europa. Las derrotas en Getafe, con uno más, y Cornellá, todos mirando a Verdú, fueron especialmente calamitosas.

Caso Reyes. El sevillano negocia con el Galatasaray turco, como públicamente dijo su entrenador, y con el Sevilla, en una vuelta a sus orígenes que complace al singular jugador, pero a la vista de los resultados de su equipo y a un previsible despido del técnico, podría continuar en el Atlético. Se propaga que la grada del Calderón está de su parte y en contra de Manzano, pero la realidad no es tal. El frente atlético grita más que nadie en el estadio y proclama su amistad con el futbolista y su antipatía hacia el técnico. Sí es cierto que Manzano no cuajó desde el primer minuto en el sentimiento de la hinchada, que reclama un entrenador de mayor perfil o, al menos, más personalidad.

Luis Aragonés.Es el viento que corea el frente, que no el estadio. La influyente opinión de la grada del Manzanares no conduce hacia el veterano entrenador y ex jugador de la casa. El ex seleccionador tiene 73 años y plena disposición para entrenar al Atlético, según comenta a quien le quiere escuchar. En el pasado se peleó con Gil Marín y Cerezo. Según cuentan voces próximas al técnico, Reyes no se movería del Calderón si él llegara al banquillo. Con el sevillano ya vivió aquel enfrentamiento con el mundo inglés después del «negro de mierda» que dirigió a Thierry Henry.

Milinko Pantic.La apuesta por encontrar un Guardiola rojiblanco pasa por el héroe del doblete. El trabajo de Pantic en el filial de Segunda B ha llamado la atención de muchos atléticos. El balcánico suele mostrar vídeos del doblete a sus jugadores para insuflarles ardor rojiblanco y le gusta inculcar valores tradicionales de la entidad, como el espíritu de lucha o el contenido social de la entidad, tan arraigado en Madrid, su cinturón industrial y las provincias limítrofes. Pantic agrada a los aficionados tanto o más que Luis Aragonés.

Cholo Simeone.La opción con mayor peso específico. Lo reúne todo. Ascendencia en la afición —es un ídolo total en el Atlético— y personalidad. Lleva seis temporadas como entrenador desde que se retiró en 2006 y ya ha pasado por seis equipos, uno por campaña. Es el actual preparador del Racing de Avellaneda en Argentina.