Eusebio Cáceres, una de las promesas españolas - REUTERS

España, contra la sombra del galgo

En busca de su medalla número 100, un equipo de veteranos y jóvenes trata de reivindicar el buen nombre del atletismo

MADRID Actualizado:

Treinta y seis atletas españoles (20 hombres y 16 mujeres) tendrán que competir desde hoy y hasta el domingo en París no solo contra sus rivales, sino contra la sombra de la «Operación Galgo» y una previsible hostilidad del público francés, que enarbola de un tiempo a esta parte la bandera de la lucha antidopaje. El Campeonato de Europa de Atletismo en pista cubierta se percibe por la Federación Española como una oportunidad para hablar de deporte, de marcas y medallas después de unos meses convulsos, y también como el momento del relevo generacional, ya que la selección se nutre de un gran número de atletas jóvenes debutantes (o casi).

Sin embargo, los días previos no han estado exentos de polémica por la participación de dos atletas que son testigos en la «Galgo»: Nuria Fernández, recién coronada campeona de España de cross y que disputará los 1.500 (distancia en la que ganó el oro en el Campeonato Europeo celebrado en Barcelona en 2010), y Digna Luz Murillo, que correrá los 60 metros lisos. Un gesto de confianza por parte de José María Odriozola, presidente de la Federación, para dos atletas que, por otra parte, no han sido acusadas de nada. Odriozola esta vez ha evitado realizar sus ya famosas predicciones, aunque confía en mejorar los resultados de hace dos años en Turín, donde España consiguió cinco medallas (cuatro de plata y una de bronce) y colocó once atletas en las finales. En París se podría llegar a la medalla número 100 en la historia de los campeonatos de Europa en pista cubierta; hasta el momento sumamos 94 metales (74 los hombres y 20 las mujeres).

El peso de la cosecha recaerá sobre los veteranos. Once de ellos han subido al podio en anteriores competiciones internacionales: Luis Alberto Marco (800 metros); Manuel Olmedo, Diego Ruiz y Juan Carlos Higuero (1.500); Jesús España (3.000); Felipe Vivancos y Jackson Quiñónez (60 metros vallas); Manuel Martínez (lanzamiento de peso); Nuria Fernández (1.500); Ruth Beitia (salto de altura) y Concha Montaner (salto de longitud). Entre las ausencias más notables cabe destacar el del campeón de Europa de 1.500, Arturo Casado, que se reserva para el Mundial que se celebrará en Daegu (Corea del Sur) entre el 27 de agosto y el 4 de septiembre.

La nueva camada merece punto y aparte: atletas prometedores como el triplista Vicente Docavo, 19 años, que competirá con Teddy Tamgho, el recordmanmundial; Kevin López, 20, oro europeo júnior en 800, y Eusebio Cáceres, 19, dueño del récord europeo júnior en longitud (8,27 metros). Los dos últimos podrían tocar metal. En cualquier caso, ayudarán a hablar de atletismo por encima de otras consideraciones.