ATLETISMO — Superliga de Estocolmo

España se consolida en la élite europea

Las victorias de Higuero (3.000) y Checa (5.000), colofón a una gran actuación del equipo

Actualizado:

Habituado a vivir durante los últimos meses bajo el volcán de la Operación Galgo, el atletismo español ha tenido la virtud de hablar sobre la pista cuando se ha presentado la oportunidad. Con el séptimo y catártico puesto logrado en Estocolmo en el Campeonato de Europa de selecciones se consolida entre los grandes, superando a potencias como Italia. El mediofondo es una mina: las victorias de Juan Carlos Higuero (3.000) y Dolores Checa (5.000), unidas a las de Manuel Olmedo (1.500) y Jesús España (5.000) en la primera jornada, pusieron ayer el colofón a una gran actuación de la selección. Y eso que no estaba Arturo Casado, campeón de Europa de 1.500, que se recupera de una lesión. Hay tanta calidad en la media distancia que la competencia para acudir al Mundial de Daegu, a finales de agosto, será dura.

El presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, declaró a Efe que «España ha competido muy bien pese al frío —10 grados— y la lluvia. La única pena es la lesión de Antonio Reina, que se ha roto en el sóleo. Hemos conseguido el mejor resultado desde que el campeonato adoptó el nuevo formato» (clasificación conjunta de hombres y mujeres). Pierden la categoría las selecciones de la República Checa, Portugal y Suecia.

El extremeño Javier Cienfuegos, plusmarquista mundial júnior de martillo, inauguró la jornada con una marca de 72,11 y un octavo puesto por debajo de sus expectativas —hace un mes lanzó 75,31 en Madrid—. Jackson Quiñónez ganó la primera serie de 110 metros vallas con la mejor marca española del año (13.71), que le dio el tercer puesto general y 10 puntos al equipo español. En 800, Antonio Reina se lesionó en la recta final, cuando quiso responder al cambio de ritmo del ruso Ivan Tukhtachev, cayendo del segundo al décimo puesto. Después, Josephine Onyia terminó décima en 100 metros vallas con un pobre registro de 13.60. El margen de seguridad con respecto al descenso era de solo 6 puntos. Entonces llegó la cosecha del mediofondo.

Juan Carlos Higuero, dos veces vencedor en 1.500 en la historia del campeonato, dio un vuelco a la situación con su victoria en 3.000. El burgalés se colocó a la espalda del ruso Yegor Nikolayev en el penúltimo paso por meta y le batió con un fuerte cambio a la salida de la última curva. Acreditó un registro de 8:03.43. Nuria Fernández, actual campeona de Europa de 1.500, empezó la última vuelta en cabeza pero el último cien se le hizo eterno y retrocedió al quinto puesto con 4:07.82.

Ruth Beitia estrenó capitanía con un tercer puesto en altura. La cántabra se quedó en 1,89, la misma altura que las dos primeras, la sueca Emma Green y la ucraniana Viktoriya Styopina. En 5.000, Dolores Checa, en posesión de la mejor marca europea del año (14:46.30), tomó la cabeza desde la salida y se exhibió en una cabalgada en solitario a partir del tercer kilómetro. La valenciana obtuvo su segunda victoria en la Superliga con un tiempo de 15:16.86. Doce segundos después llegó Yelena Zadorozhnaya. En los 3.000 obstáculos, Abdelaziz Merzoughi, que llegó en patera a Lanzarote en 2006 y debutaba ayer con la selección sénior, obtuvo a sus 19 años un respetable quinto puesto con un registro de 8:38.75.