Un equipo para repetir
Almagro - EFE
TENIS | DAVIS

Un equipo para repetir

España cierra sin tachones ante Kazajistán y Corretja medita llamar a los mismos para el cruce contra Austria

E. Y. N.
Actualizado:

Oviedo descubre a la nueva España, alegre en su estreno y capacitada para asumir los próximos desafíos. La eliminatoria contra Kazajistán se resume con una goleada sin tachones y ahora se espera a Austria del 6 al 8 de abril, en plena Semana Santa. Se jugará en casa y los jugadores prefieren que sea en abierto, aunque Lugo parece ser la ciudad más interesada en albergar los cuartos de final. También se perfilan Murcia, Castellón o El Puerto de Santa María como alternativas.

Austria es más rival que Kazajistán, sube la exigencia. Los kazajos, todos rusos contratados para la causa, dieron batalla el viernes y con la derrota de Mikhail Kukushkin ante Juan Carlos Ferrero aceptaron que el milagro era imposible, que no habría machada en el iglú del Palacio de los Deportes. España, lejos de ese apuro, fue muy superior en todos los puntos e hizo del domingo una jornada sin historia. Nicolás Almagro se impuso a Evgeny Korolev por 6-3 y 6-4 y Marcel Granollers derrotó a Andrey Golubev por 6-3, 6-7 (2) y 6-3.

Ha sido una transición fácil, sin reproches en el traspaso de papeles porque esta España tiene la misma esencia que la anterior en el aspecto meramente competitivo. No están Rafa Nadal ni David Ferrer, dos y cinco del mundo que gestionan el apretado calendario con la renuncia a estas primeras rondas de la Copa Davis, y en Asturias han liderado los individuales con buena letra Almagro y Ferrero. El murciano está llamado a ser un hombre importante en este equipo, once del mundo, mientras que Ferrero ha aportado la experiencia necesaria y lo demostró con su triunfo en el primer pulso, cinco sets muy duros en donde importan más que otra cosa las horas de vuelo. A él, homenajeado ayer con un pastel el el centro de la pista por su 32 cumpleaños, le sobran.

Tampoco han estado Feliciano López y Fernando Verdasco, el doble titular hasta la fecha, pareja de conveniencia que resultó decisiva en la final de Mar del Plata contra Argentina (2008) y en la Barcelona contra la República Checa (2009). Pero Marcel Granollers y Marc López, especialistas en la materia, confirmaron que se entienden a las mil maravillas y que esa mezcla tiene largo recorrido.

A España se le abre el cuadro, aunque Corretja prefiere ser precavido. «Solo pienso en Austria porque luego vienen las sorpresas y los batacazos. Lo mejor es que jugamos en casa, era lo que queríamos. Tienen a Jürgen Melzer, que ha estado “top 10” y en tierra juega bien», explicó el capitán. España lleva 22 eliminatorias consecutivas sin perder como local (la última, en 1999 contra Brasil) y es favorita ante los austriacos. Además, por su parte del cuadro ya no está Suiza, eliminada de forma bochornosa ante Estados Unidos para desgracia de Roger Federer, que se había marcado este torneo como prioridad.