Cristiano Ronaldo suma 3.596 minutos esta temporada - IGNACIO GIL
REAL MADRID

El equipo no está muy Cristiano

Lo juega todo y los blancos sufren si él no acierta. Tras dos goles a la Real, el día 6, lleva cuatro partidos sin marcar

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN
MADRID Actualizado:

Es un futbolista sobrenatural, pero no deja de ser humano. Sorprende la velocidad fulgurante que es capaz de desplegar en todos los partidos. Lo que no puede evitar es la falta de frescura, más mental que física, que provoca su esfuerzo maratoniano. Es el único jugador de la Liga que ha disputado todos los minutos del campeonato: 2.368 con los tiempos extra de las veinticinco jornadas. Un desgaste al que se añaden siete encuentros de Champions (645 minutos) y otros siete de Copa (583). Sus piernas han volado en total durante 3.596 minutos. Cristiano quiere jugarlo todo. Y el Real Madrid le necesita. Es la pescadilla que se muerde la cola. Sus goles —24 en Liga, cuatro en Copa de Europa y seis en Copa del Rey— han salvado los muebles muchas veces. El problema es que el meteorito también acusa el cansancio. Soporta múltiples patadas. Y no siempre puede acertar en la diana. Lo malo para su club es que cuando Ronaldo no marca, el equipo lo pasa mal.

El algodón blanco no engaña. El conjunto madridista triunfa con tranquilidad si su delantero anota. Sus últimos dos tantos los consiguió el día 6, ante la Real Sociedad, y el resultado supuso la última goleada merengue: 4-1. Desde entonces, cada compromiso costó demasiado: 0-1 con diez hombres en cancha del Español, 2-0 ante el bronco Levante, 1-1 en la batalla de Lyon y empate a cero en La Coruña. Un sufrimiento que el Madrid vivió igualmente en los tres partidos anteriores a la goleada endosada a los guipuzcoanos. Ronaldo se topó con otros «Aranzubias» y el once de Mourinho empató en Almería (1-1), sudó ante el Mallorca (1-0) y perdió en Pamplona (1-0).

Messi,Villa,Pedro: 56; CR:24 La estrella lusa carga con demasiada responsabilidad en el proyecto de su compatriota. Suma 24 tantos de los 55 conseguidos en la Liga. Los siguientes rematadores de la plantilla están muy lejos de su rendimiento. Benzema solo cuenta tres aciertos en el torneo. Adebayor, recién llegado, uno. Es sintomático que Higuaín, lesionado, aún mantiene el segundo puesto en la clasificación interna, con siete. Dos centrocampistas, Ozil y Di María, con cinco, son los segundos goleadores del equipo actual, dada la baja del argentino.

Esta ausencia de jugadores que tomen el relevo de CR marca la diferencia de siete puntos entre el Real Madrid y el Barcelona. El líder sí tiene tres armas letales. Messi acumula 26 goles, Villa le secunda con 17 y Pedro cierra el triunvirato con 13. Los tres aportan 56 de los 76 tantos del líder en la Liga. Solamente ellos superan los 55 logrados por su eterno rival.

Es la razón por la que Mourinho solicitó el fichaje de otro punta en invierno. El quid de la cuestión es que Karim no es un «killer». Y Emmanuel se adapta a marchas forzadas. Por eso, el entrenador nunca quita a Cristiano. En Riazor jugó con una protección especial en su tobillo. Lleva 34 tantos en los 39 encuentros afrontadas en las tres competiciones. Es el precio de seguir vivo en ellas. En los seis años anteriores, al Madrid nunca le quedaban tres copas por jugar a estas alturas de la temporada.