El demonio del Camp Nou
Raúl Tamudo, en un partido con el Rayo - ABC
BARCELONA-RAYO

El demonio del Camp Nou

Raúl Tamudo, que privó al Barça de la Liga en 2007, amenaza ahora con el Rayo

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Presionado por la brecha de seis puntos que le separa ya del equipo de José Mourinho, con el margen de errores agotado y bajo la presencia siempre amenazante de Raúl Tamudo. Exigido hasta el límite después de la inesperada derrota en Getafe, el Barcelona afronta la cita contra el Rayo Vallecano —partido adelantado a la decimoséptima jornada por el Mundial de clubes— con los cinco sentidos y con un ojo puesto en el delantero nacido en Santa Coloma de Gramanet, catalán de cuna convertido en uno de los grandes demonios del Camp Nou. Han pasado los años, pero el barcelonismo no olvida y aún se le ponen los pelos como escarpias cuando recuerda que dos goles del ex del Español (el segundo en el tiempo añadido) pusieron en bandeja la Liga 2006-07 al Real Madrid, cuya afición sigue vitoreando al artífice de aquel milagro cada vez que pisa el Santiago Bernabéu. Agradecimiento eterno.

Pero la noche del 9 de junio de 2007 no fue una simple casualidad. Los tantos en aquel derbi fueron los últimos de los siete que Tamudo ha marcado a lo largo de su carrera profesional al Barcelona, todos ellos con la camiseta blanquiazul. Después de cerrar su etapa en el Español, y tras un paso fugaz por la Real Sociedad, el «enemigo» regresa de nuevo al escenario que más le motiva con las garras afiladas. «Es un partido especial para todos los futbolistas ya que es un buen campo, un buen rival y siempre hay que intentar hacerlo allí lo mejor posible». Declaración de intenciones para que un futbolista que ha vuelto a cobrar protagonismo en el Rayo Vallecano. José Ramón Sandoval le está dando los minutos que le faltaron en San Sebastián y esta noche apunta a titular en el once del técnico madrileño. «En el mundo del fútbol nadie es invencible y cualquier resultado puede suceder. Ellos van a tener que trabajar mucho para ganar», advirtió Sandoval.

Iniesta y Cesc, a punto

Con Tamudo como referente, los rayistas tratarán de sorprender al Barcelona como ya lo hicieran en la temporada 1999-00, cuando lograron la única victoria en sus doce visitas a un Camp Nou que confía en volver a ver a Cesc e Iniesta después de su ausencia en el doloroso tropezón en el Coliseo. Un traspié que ha dejado al vigente campeón a seis puntos del líder, lo que ha provocado una inquietud desconocida en los últimos tiempos en el barcelonismo. Una realidad reconocida por el propio Guardiola, quien rechazó que su equipo sufra fatiga mental. «Estamos a un buen nivel, pero lo tendremos que subir porque no es suficiente para estar primeros», aunque admitió que si el Real Madrid mantiene su actual estado de forma será muy complicado darle caza.